lunes, 29 de diciembre de 2008

MI AMIGO FERMIN Y MI PRIMA ADELAIDA.


Fermín Navarro es un pintor extraordinario. Trabajador incansable, captura un tema y lo exprime, lo explota, le saca todo su jugo, hasta conseguir de él todas sus posibilidades estéticas. Su fuerte es el abstracto, a medio camino de un expresionismo libérrimo y colorista; porque él es un maestro del color. Ahora trabaja sobre un paisaje donde una llanura, en primer plano, se rompe en tierras altas, por el horizonte, bajo un cielo grisáceo. Esa fue la primera visión de esta serie. Pero, después, Fermín ha ido suprimiendo todo lo supérfluo, los detalles, los primeros planos, y ha pintado cientos de pequeñas composiciones a la cera, donde se experimentan distintas tonalidades. El suelo puede ser vegetal o terroso, o marítimo; las tierras altas del fondo pueden ser un promontorio de rocas oscuras o unas colinas de arcilla rojiza; y los cielos azules luminosos, o cargados de nubarrones amenazantes, o crepusculares amarillentos y rosáceos. Las posibilidades de Fermín con el color son infinitas. El otro día fui a verlo en su estudio de Catral y me regaló una de estas deliciosas obras, que os pongo en este blog. Hace años le dediqué un cuento, con una reflexión sobre las formas y el arte. Se llama "Retrato de mi prima", y espero que os guste.


RETRATO DE MI PRIMA

“Prescindir de la realidad es un empeño inútil. Por mucho que nos esforcemos en construir mundos alternativos, no podremos soslayar nuestro único y propio Universo como punto de referencia. La más depurada lógica nos dice que cualquier cosa es definible por sus opuestos ; todo es “A” o “NO A”. Así, el más feroz arte abstracto lo es, precisamente, por “no ser figurativo” ; es decir : sabemos que es abstracto porque no representa ni se parece a la realidad conocida. Pero, ¿cómo sabemos que esas manchas sin sentido con que nos obsequia el artista no son un paisaje cotidiano de otro planeta ?...”

El que así habla es el profesor Llofriu, poeta, filósofo y crítico de arte, quien recorre las amplias salas del Museo Guggenheim, acompañado de un nutrido grupo de alumnos, que toman notas en sus libretas. Han venido de Barcelona con el exclusivo propósito de admirar una muestra antológica de la obra de Protasio Kamulak, el famoso pintor abstracto centroeuropeo.

“Como veis, en esta sala se pueden admirar cuarenta y dos cuadros de muy distintos estilos, pero todos ellos con un mismo titulo : “Retrato de mi prima Adelaida”. Adelaida Kamulak fue el primero, único y obsesivo amor del artista. A lo largo de su vida hizo unos mil doscientos retratos de esa joven, muerta a los 22 años. Los treinta primeros, desnudos hiperrealistas y marcadamente eróticos, fueron realizados en vida de la modelo. Después vino la “Epoca Lánguida”, en la que la figura de Adelaida, ya enferma, se estiliza, y los colores adquieren un melancólico aire otoñal. A la muerte de la amada, Kamulak se sumerge en el surrealismo más demencial ; en su locura, el pintor intenta resucitar a Adelaida en sueños, o visitarla en el Más Allá. A partir de entonces, la carrera de Kamulak será una incansable fuga hacia adelante. Toca muchos temas diferentes, pero el espectro de Adelaida vuelve siempre, de forma recurrente, a ocupar el lienzo. El artista, sumido en una febril actividad creadora, no puede dejar de representar a su amada a la vez que busca nuevos estilos con que desfigurar su dolorosa presencia. En su huida de la figuración, pasa como un genio arrollador por el surrealismo, el cubismo, la abstracción... Pero en todas estas tendencias deja obras en las que, de manera obsesiva, está la presencia de Adelaida Kamulak. La podemos adivinar incluso en los cuadros abstractos, escondida entre las luces y las sombras ; sus mejillas sonrosadas, sus ojos azules, están ahí, aunque ya no sean mejillas ni ojos...Es como si Adelaida, además de descomponerse en su tumba, fuera descomponiéndose en los pinceles de su primo, sin llegar nunca a desaparecer. Un día, Kamulak se rinde y está dos años sin pintar, recluido en un manicomio. Cuando los médicos le dan de alta y se decide a tomar de nuevo los pinceles, ha ocurrido un milagro. Recuperada la serenidad, nuestro pintor alcanza la madurez artística que lo ha llevado a la fama y se sumerge por completo en el abstracto más hermoso e irreal que jamás se ha visto. A partir de entonces ningún cuadro llevará ya el título de “Retrato de mi prima”. Kamulak se ha librado del fantasma y vuela libre por los cielos del arte.”

Llofriu hace un amplio ademán, abarcando los diferentes retratos de Adelaida que llenan la sala. Después encabeza la comitiva hacia otra estancia contigua, más pequeña, que solo contiene un único e inmenso cuadro. ¿Cómo describirlo ? Ninguna masa, ningún espacio está definido sobre la tela, ninguna luz insinuada incide desde ningún ángulo. Y, sin embargo, una hermosísima presencia escapa del lienzo, sorprendiendo al espectador. Abstracción pura, solo color constituyendo una realidad indescriptible. Belleza representándose a sí misma en un objeto, el cuadro, que es todo su propio Universo. El asombro se pinta en el rostro de los alumnos, la complacencia en el del profesor. Ningún artista ha llegado tan lejos. En su huida atormentada del doloroso mundo cotidiano, ha encontrado el secreto de lo no-real, donde no hay muerte, ni amor, ni angustia...

Las salas han quedado vacías tras la marcha del último grupo, el de Llofriu y sus discípulos. Ahora el Guggenheim queda solo, como una extraña nave alienígena posada en medio de un silencioso Bilbao durmiente. Los conserjes apagan las luces y se marchan a casa, dejando el raro edificio en manos de los guardias de seguridad. La noche, cargada de nieblas, se hace espesa. Alrededor de las farolas, miles de mosquitos se disputan las borrosas manchas amarillas de aire húmedo apenas iluminado...

De pronto, un pétreo silencio congela el aire. Los mosquitos, paralizados, caen unánimemente al suelo. Los guardias, en sus puestos de control, quedan inmóviles, en actitud catatónica. Frente al edificio surge un círculo negro. ¿Es una esfera o un agujero en el aire ? ¿Ha aparecido de repente o ha llegado de algún sitio ?. Puede ser que estas alternativas no sean antagónicas en espacios de dimensiones diferentes a las nuestras... El círculo se define finalmente como una esfera que se parte por la mitad, en dos hemisferios que se separan en vertical. Y de dentro surge la criatura... ¿Cómo definirla ? Ni siquiera sabemos si tiene tres dimensiones, como nosotros. Ningún rasgo definido, ningún órgano identificable, ni siquiera podríamos decir que es un ser sólido...o líquido. ¿Dónde están sus fronteras ? ¿ Se mueve en nuestro espacio y en nuestro tiempo ?¿ Lo que de ella vemos es todo su ser o solo la parte que accede a nuestra realidad ?... El ser indefinible avanza hacia el edificio metálico. De alguna manera que no sabría explicaros, se comunica con sus hermanos, no sé si lejanos o próximos.

-Me estoy acercando al objeto que hemos identificado como semejante a nuestros habitáculos. Tal como pensábamos, tiene un raro parecido con ellos en el aspecto externo, pero su desarrollo es solo tridimensional. Por lo demás, no le aprecio diferencias estructurales con los ingenios cúbicos que cubren extensas áreas del planeta y que hemos clasificado provisionalmente como viviendas. Me gustaría ver de cerca a los habitantes de algo tan primitivo como esto. Voy a entrar...

El ser indefinible se introduce en el museo a través de una pared, sin dañar ninguna de las estructuras, y mira ¿mira ? a su alrededor...

-No veo ningún habitante racional. Quizá este planeta está abandonado y estas cosas son restos arqueológicos, creaciones de seres muy primitivos, sin inteligencia multidimensional. Veo estancias vacías cuyas paredes están cubiertas por rectángulos planos con unas curiosas irregularidades cromáticas... Si no fuera por su patético primitivismo, diría que estoy en un edificio dedicado a mostrar ...¿Cómo diría yo para no ser incorrecto ? ¿obras de arte ? ...

Ahora pasa por la sala de los retratos de Adelaida...

-Parecen representaciones de objetos tridimensionales que no logro identificar. Quizá se trate de arte abstracto...

El ser indefinible ha pasado a la otra estancia. De pronto, sus incomprensibles estructuras sufren una violenta sacudida. Se diría que el asombro ha paralizado su capacidad de comprensión... O, por el contrario, que de repente lo ha comprendido todo. El ser indefinible se planta incrédulo ante el cuadro indefinible y lanza una rotunda exclamación.

-¡Coño, es un retrato de mi prima!

Miguel Ángel Pérez Oca.
Dedicado a mi amigo Fermín Navarro.

domingo, 28 de diciembre de 2008

¡INOCENTE, INOCENTE!


¿Qué no sabíais que ayer era 28 de diciembre? Esta noticia de la presunta retirada de honores a Franco por el Ayuntamiento de Alicante era la inocentada de este blog y de otros con los que nos habíamos compinchado, en un "contubernio judeo masónico" muy divertido. ¿Pero es que creíais que Sonia Castedo es capaz de cumplir lo que le prescribe la Ley de la Memoria Histórica? Vamos, anda, qué ingenuidad... Y el caso es que si lo hiciera se ganaría el respeto y el aprecio de todos los alicantinos de bien. Y yo, con otros muchos, no dudaría un momento en felicitarla y en considerarla una demócrata como la copa de un pino. Porque aunque su ejemplo no lo parece demostrar, se puede ser de derechas y demócrata a un tiempo; se puede y se debe. Pero el respeto hay que ganárselo, si estamos en una democracia de verdad. Y yo, personalmente, dudo de que a nuestra alcaldesa le importe mucho tener el respeto de los progresistas alicantinos. ¿Qué le vamos a hacer? Como decía mi abuelo: "Ca ú es ca ú". Lo siento por Alicante, que en un tiempo en que el Ferrol (que antes se llamò "del Caudillo") ya ha retirado los honores inmerecidos otorgados al dictador, y que Santander ha quitado de sus calles la única estatua ecuestre de Franco que quedaba en España, nuestra ciudad sea la última de la fila. A lo mejor es el signo de Alicante: de aquí se marcharon los últimos republicanos y ahora de aquí se marcharán los últimos franquistas. Qué vergüenza. Bueno, perdonad la broma, pero es que a veces estas cosas tienen cierto valor pedagógico. Y si nuestros ediles peperos llegaran a reflexionar con inteligencia política, habría valido la pena. Por soñar que no quede.

Y, ya digo, perdón por la broma.

sábado, 27 de diciembre de 2008

INOCENTADA 2008.- ¡POR FIN! EL DICTADOR FRANCO YA NO ES HIJO ADOPTIVO DE ALICANTE






¡Ya era hora! El Pleno del Ayuntamiento, después de una larga sesión, cerrada con unas emocionantes palabras de la alcaldesa, ha acordado retirar todos los honores concedidos en su día al dictador Franco. Alicante ha recuperado la dignidad y la alcaldesa Castedo se ha portado como una buena alicantina, como una auténtica demócrata que condena el fascismo y nos ha librado de la vergüenza de tener como conciudadano honorario al déspota que tanto daño hizo a los españoles. Roque Moreno, el portavoz socialista, ha dicho: "Este es un gran día para Alicante, para la reconciliación de los alicantinos de todos los colores políticos y para la democracia. La Alcaldesa se ha ganado el respeto de todos". Al fin Alicante se ha incorporado a la normalidad democrática en una época en la que hasta El Ferrol ha retirado los honores concedidos a su hijo el dictador y Santander ha quitado la última estatua del "Caudillo" que quedaba en pié en una vía pública.



Ahora a esperar a que nuestro Ayuntamiento apruebe la instalación del memorial del Campo de los Almendros y del monumento a las víctimas del 25 de Mayo, que la Autoridad Portuaria siga el ejemplo y permita la erección de la estatua de Sempere a los últimos republicanos del puerto, y que se ponga a concurso el monumento a Los Mártires de la Libertad en la Plaza del Mar, que sustituya a la escultura de Bañuls que fue destruida tras la Guerra Civil. Y a ver para cuando un repaso al callejero de Alicante, que hay mucho fascista en sus rótulos y demasiada buena gente a la que Alicante debe mucho y que no tiene una calle dedicada.



No dudo que el talante democrático demostrado en el pleno por los ediles del P.P. lo va a hacer posible.



Enhorabuena, señora Alcaldesa de todos los alicantinos.

EL BERRINCHE DE RAJOY


Rajoy y algunos de sus colaboradores están muy cabreados. Y cuando uno está cabreado dice cosas de las que luego se puede arrepentir. Primero, el Partido Popular se escandalizó porque el Jefe del Gobierno recibiera “solo” a los jefes de las autonomías catalana y andaluza, ambos del PSOE; pero después Zapatero se entrevistó con Esperanza Aguirre, y más adelante con otros presidentes autonómicos del PP, entre ellos el de la Comunidad Valenciana, y todos han salido muy contentos de la visita. Y claro, Rajoy se enfada, y alguno de sus colaboradores dice que estas negociaciones sobre la financiación de las autonomías deberían haberse tratado directamente con el partido de la oposición; como si Zapatero no fuera muy dueño de solventar este asunto como le dé la gana y, sobre todo, como si los presidentes autonómicos del PP fueran menores de edad. Y en el colmo del berrinche, Rajoy mete la pata, y afirma que ZP está “engañando” a sus presidentes autonómicos. “¡Has caído en la trampa!” - le podría decir Zapatero - “Estás llamando tontos a tus presidentes”. Pero no se lo dirá, porque no es su estilo. Seguramente será Pepiño Blanco el que lo haga. Porque al afirmar que Esperanza Aguirre, Camps y los otros se están dejando engañar por el “pérfido” jefe socialista, está diciendo que son unos ingenuos; y la ingenuidad es el peor de los pecados que puede cometer un político.
La que se va a armar en el PP en cuanto los aludidos reaccionen. Y lo peor de todo para el señor Rajoy es que los aludidos quizá estaban esperando esta ocasión para armarla, para protestar de su falta de confianza y descabalgarle de su condición de aspirante a candidato en las todavía lejanas Elecciones Generales. Quizá por eso los jefes del PSOE se contienen y no hacen más sangre, porque no les conviene un rival con mayor carisma; porque piensan que con Rajoy enfrente tendrán asegurada la victoria dentro de tres años.

viernes, 26 de diciembre de 2008

PAZ EN LA TIERRA DELANTE DE UN ARROZ CON CONEJO


El otro día, en un céntrico restaurante de Alicante, se celebró una comida y una emisión de radio que me dieron mucho qué pensar. Ojalá la tolerancia y la armonía hagan posible la materialización del amor a nuestra Terreta entre los políticos alicantinos durante el próximo año 2009. Este es el tema del artículo que leeré el martes próximo en Radio Alicante, que os pongo en este blog.


ARRÓS MELÓS AMB CONILL I CARAGOLS.

El arroz meloso con conejo y caracoles es una fórmula mágica capaz de sentar a una misma mesa a líderes políticos de la izquierda y la derecha alicantinas. Y los demiurgos de tan importante milagro, son dos Vicentes muy conocidos en esta ciudad: Vicente Castelló, propietario del restaurante Nou Manolín, y el locutor de esta casa Vicente Hipólito. Los dos se encuentran en su mejor momento profesional, diga lo que diga el calendario. Todos los años, por estas fechas, el programa “Alicante, hoy por hoy” de la SER, se transmite desde la bodega del Nou Manolín, alrededor de una mesa rodeada de miles de botellas de extraordinarios vinos. Y allí se aposenta mi amigo Vicente, detrás de su micrófono, con el auxilio del técnico Diego Quíles y la presencia de varios compañeros de trabajo, como Paloma y Carlos Arcaya, y de Benjamín Llorens, el jefe de Radio Alicante. Y como por arte de magia, van apareciendo, uno tras otro, los representantes más genuinos de la vida alicantina; para hacer entre todos un resumen de lo acontecido en esta sufrida ciudad durante el año que acaba.
El pasado día 16, vimos allí al secretario del PP de Alicante, señor Ripoll, echando balones fuera ante las astutas andanadas del entrevistador, que le preguntaba sobre la última asamblea provincial y los enfrentamientos de zaplanistas y campistas, con abucheos a Camps incluidos. Oímos las declaraciones de los representantes de Comisiones y UGT ante la crisis que nos aflige. Escuché con atención las hábiles respuestas de la alcaldesa Sonia Castedo, mientras yo me preguntaba qué pensarían los presentes sobre sus criterios urbanísticos y el Plan Rabassa; y tuve ocasión de felicitar al concejal Miguel Valor por la labor de restauración que está haciendo con algunos monumentos de la ciudad. A ver cuando se deciden a autorizar la instalación del memorial del Campo de los Almendros y del monumento a las víctimas del 25 de Mayo, así como a reponer la añorada estatua de Bañuls dedicada a los Mártires de la Libertad. También espero que el jefe del Puerto, allí presente, nos dé una alegría, consintiendo que se ponga, en el acceso a las instalaciones portuarias, la escultura de Eusebio Sempere dedicada a los últimos republicanos que se rindieron allí mismo, en el último episodio de nuestra Guerra Civil. Alicante, así, recuperaría la memoria y la personalidad perdidas y todos nos sentiríamos un poquito más felices y orgullosos de ser ciudadanos de la “terreta”. Con lo poco que les costaría quedar bien…
Después del programa subimos a un amplísimo comedor de una sola mesa donde Vicente Castelló nos deleitó con unas entradas de lo más sofisticado y exquisito, un arroz insuperable y un postre de torrijas de turrón en sopa de chufa y helado de café que nos dejó turulatos.
Por allí, por la bodega y la posterior comida, pasó gente muy interesante, desde el presidente de nuestras Hogueras y la altísima y hermosa Bellea del Foc, hasta el alcalde de Sant Joan d’Alacant, Edmundo Seva, y su concejal Baltasar Ortiz, que además de amigo es un personaje de mi novela “25 de Mayo”. Nos visitó la plana mayor del PSOE local, con Roque Moreno, Manuel de Barros y mi amiga Carmen Sánchez Brufal. Allí estaba la Subdelegada del Gobierno, Encarna Llinares, y el Rector Raneda, de nuestra Universidad, así como figuras del deporte y los toros, e incluso los jefes locales de El Corte Inglés…
Viendo la animadísima reunión no pude menos que reflexionar sobre cuánto ha cambiado España desde los tiempos de la guerra y la dictadura. Me parece que una comida así en los años treinta, con comensales de la CEDA y Falange por un lado y el PSOE, la FAI y el Partido Comunista por otro, hubiera terminado muy mal. Y del periodo franquista, ni hablemos, que los de un bando estaban todos en la cárcel o el exilio. Pero hemos aprendido a respetarnos, y el que se sale del tiesto hace el ridículo. Aquello de: “No comparto sus ideas, pero daría la vida para que pueda usted expresarlas”, es la base y el secreto de lo bien que sabe un arroz con conejo y caracoles compartido con personas de las que uno discrepa. El mérito es de los dos Vicentes, pero también nuestro, que el otro día aprobamos con nota la asignatura de Tolerancia.

Miguel Ángel Pérez Oca.
(Leído en Radio Alicante el 30-12-2008)

viernes, 19 de diciembre de 2008

VAYA PLAN EL DE ESTE PLAN.


Lo confieso, no me gusta el Plan General de Ordenación Urbana de Alicante que ha presentado la alcaldesa Sonia Castedo. Y como lo siento, lo digo. Así que os pongo el artículo que leeré el próximo martes en Radio Alicante (1008 AM), en el programa de Vicente Hipólito.



NO ME GUSTA EL PLAN.

Para cualquier alicantino de a pie, como yo, el Plan General de Ordenación Urbana es un rollo difícil de entender, algo demasiado técnico, demasiado complicado. Pero se trata de un documento que va a determinar el futuro urbanístico de Alicante durante los próximos 25 años, nada menos. Y usted y usted y también yo nos podemos ver afectados en nuestros intereses particulares si nos plantan delante de casa un rascacielos que nos oculte el sol, en lugar de un parque verde y frondoso donde canten los pajaritos, ¿verdad?
Bueno, pues resulta que el anterior Plan, ya completamente obsoleto, fue aprobado por nuestro Ayuntamiento en 1987, hace ya 19 años, y como se supone que un plan de estos debe tener una duración máxima de 10, ya llevamos al menos 9 sin que el urbanismo alicantino tenga una ordenación adecuada. El Alcalde Alperi se pasó todo su reinado dando largas al asunto, defenestró al redactor, señor Cantallops, y se quedo tan pancho, haciendo en la ciudad lo que le daba la gana, sin una normativa que lo coartase. Y ahora, después de tantos años de espera, la nueva alcaldesa nos presenta un plan elaborado precipitadamente, que huele a chapuza para salir del paso.
A mi no me gusta este plan, no señor. Y no me gusta por muchas razones:
No me gusta porque nos lo presentan como un documento exclusivamente profesional y despolitizado - como si fuera posible despolitizar algo de interés público -. Y como tal se ha elaborado casi sin participación de los colectivos ciudadanos y profesionales, a los que nada se les ha preguntado y ahora se les muestra a toro pasado, tan solo para que presenten alegaciones si no están conformes.
No me gusta porque la documentación expuesta está formada por textos sin conexión lógica entre sí. Y su lectura es farragosa y poco clara para los que, como yo, no tenemos conocimientos de urbanismo y arquitectura. Por eso, se echa de menos un buen Resumen que nos lo explique en lenguaje sencillo y de forma global.
No me gusta porque me mosquea mucho que, una vez presentado el proyecto, no se hayan suspendido las licencias de actuaciones que pudieran verse afectadas por el mismo. Es como si se avisase a los que quieren demoler edificios de cierto valor histórico o artístico, que se apresuren a cargárselos antes de que la nueva normativa se lo vaya a impedir.
No me gusta porque nos muestra Alicante como si estuviera aislada de su entorno, como si fuera un planeta perdido en el espacio. Ni siquiera se analiza la relación entre el puerto y la ciudad.
No me gusta porque no habla de la sostenibilidad económica. Es decir, que no se dice de dónde va a salir el dinero para pagar lo que hay que hacer. Parece que se pretende que las actuaciones urbanísticas se autofinancien con la venta de viviendas y locales de los tremendos rascacielos que habría que construir en las zonas afectadas… en plena crisis de la construcción. No analiza el impacto paisajístico que producirán todos estos rascacielos, y presenta los parques naturales como un logro del plan, cuando son una obligación que exige la ley a todo terreno recalificado.
No me gusta porque se ve claro que este plan prima los grandes negocios y el enriquecimiento de particulares sobre los intereses públicos. Se liberaliza la instalación de grandes superficies - ¡Todavía más de las que hay! - en detrimento del comercio tradicional; y considera la construcción como fuente principal de riqueza, siguiendo un modelo que ya ha fracasado y que ha sido la causa principal de la actual crisis económica. Así vemos que se clasifica al monstruoso Plan Rabasa como proyecto en ejecución, cuando todavía no está aprobado. Y la antigua huerta tradicional, con su patrimonio histórico y etnológico, será enterrada bajo el cemento de los constructores, sin ninguna consideración a las señas de identidad alicantinas.
Y, para colmo, no me gusta porque se presenta como una ordenación para los próximos 25 años, ¡nada menos!; en este mundo cambiante y sumido en una crisis de resultados imprevisibles. 25 años, en este tema, equivalen a una duración indefinida, a toda una eternidad.
Que no, que no me gusta el plan, ni por su precipitación y evidentes defectos, ni por la filosofía política que destila.

Miguel Ángel Pérez Oca.
(Leído en Radio Alicante el 19-12-2008)

domingo, 14 de diciembre de 2008

A LAS PUERTAS DE LA SEGUNDA EDAD MEDIA


Hace cuatro años publiqué un artículo en El Escéptico Digital, titulado "En los umbrales de la Edad Oscura", con motivo de la visita que un conocido divulgador radiofónico de sandeces pseudo científicas hizo a la Universidad de Alicante, metiéndole un gol a los responsables de tan prestigiosa entidad, como ya se lo había metido antes a la importante cadena radiofónica donde trabaja. La primera Edad Oscura, que conocemos como Edad Media, tiene unos orígenes muy imprecisos. Yo los colocaría justo en el año 412, cuando hordas de cristianos fanáticos, instigados por el patriarca Cirilo de Alejandría (hoy San Cirilo), despellejaron viva a Hypatia, matematica, astrónoma y filósofa neoplatónica, última bibliotecaria de lo que quedaba de la ya agonizante Biblioteca de Alejandría y primer mártir de la ciencia a manos del Cristianismo. Desde entonces y hasta la fecha, la Iglesia y la Ciencia se han llevado mal. Todavía hace unos días, el papa Ratizinger condenaba los trabajos científicos que pueden salvar a miles de enfermos, en uno de los reiterados intentos de la Iglesia de volver a una sengunda Edad Media, donde el poder de la religión volvería a sofocar las libertades. Creo que vale la pena que leamos de nuevo aquel artículo y opinemos sobre el asunto.


EN LOS UMBRALES DE LA EDAD OSCURA

Me imagino a Hypatia, esperando aterrada, en los sótanos de la Biblioteca de Alejandría, a la horda de fanáticos cristianos que en el nombre del nuevo Dios del Amor iban a despellejarla viva, “por pagana, por zorra y por culta”; pecados imperdonables en una mujer de la Nueva Era. Aquel día en que las escalinatas de la vieja y ya maltrecha Biblioteca se mancharon de sangre y los últimos libros clásicos fueron quemados, se inició la Primera Edad Oscura, que habría de perdurar mil años de fe dogmática e ignorancia.
Hoy me temo que estamos acercándonos a un desenlace parecido. Dentro de poco, si no nos espabilamos, el último catedrático de Física será jubilado en una renovada universidad de los nuevos tiempos por un claustro integrado por poetas, teólogos y artistas, así como videntes, astrólogos e investigadores de fenómenos paranormales. Y nos habrá alcanzado la Segunda Edad Oscura. No sé cuánto durará esta vez la restricción de la inteligencia racional, pero cuando vuelva la luz ya habremos muerto todos los que hoy nos angustiamos.
Por lo visto, el ser humano no puede resistir por largos periodos de tiempo las ideas demasiado complejas que, además, lo dejan desnudo ante la muerte. La tanatofobia resulta insoportable para muchos que necesitan el amparo de alguna fe simplista que les asegure la supervivencia. Así parecen demandarlo nuestros ancestrales instintos de supervivencia, siempre en conflicto con nuestra capacidad racional. El viejo tigre macairodo se extinguió por una incompatibilidad insalvable entre su agilidad y el desmesurado tamaño de sus colmillos. Nosotros quizá nos extingamos a causa de esta dichosa incompatibilidad entre nuestra razón y nuestro miedo a morirnos. Por eso, tras cada etapa de racionalidad, parece inevitable que vuelva la idiotez tranquilizadora, ese estupor vacío de los creyentes.
El otro día, un pretendido investigador de fenómenos “paranormales”, un vendedor de trascendencia fácil, de pseudociencias consoladoras, psicofonías, psicoplastias y demás acontecimientos fantasmales que, en el fondo, gustan a una mayoría porque parecen demostrar la existencia de no se sabe qué consolador “más allá”, se lució en el Paraninfo de la Universidad de Alicante, con motivo de un exitoso programa de radio. El pseudo científico ya ha conseguido lo que pretendía, ya ha metido la cabeza en una Universidad; y ahora podrá decir que ha impartido clases en un prestigioso centro docente. Y así lo lucirá en su currículum, para poder seguir engañando mejor a los que desean ser engañados, a los que prefieren vivir en una Edad Oscura antes que hacerlo en un Siglo de las Luces donde la gente se muere de verdad.
Lo triste de todo esto es que la Izquierda política surgió bajo la bandera del racionalismo para traer a este mundo la voz de la lógica, de nuestra pretendida condición de “homo sapiens”, de la verdad científica que solo se puede certificar con ejercicio del método, del experimento y de la publicación de resultados sometidos a la crítica y a las pruebas reiteradas. “La verdad es siempre revolucionaria”, nos dijeron cuando jovencitos, aunque en esa época ya se había publicado “El retorno de los Brujos” de Pawels y Bergier (que también decían ser de izquierdas). Pero ahora la izquierda se preocupa de quedar bien con todo el mundo, sobre todo si se trata de poderosos medios de comunicación. Y la Ciencia, ahora, ya nos ha traído esta tecnología, la que permite la existencia de las televisiones y las emisoras de radio, la de los GPS, los hornos microondas, el velcro, los automóviles computerizados y los cohetes interplanetarios. “Y ahora que ya tenemos la tecnología necesaria para conseguir nuestros fines - podrían preguntarse políticos y empresarios de la prensa - ¿para qué queremos seguir protegiendo a la Ciencia?” Máxime, cuando la Ciencia, para muchos, es peligrosa; no porque haya creado una tecnología de armas destructoras y una industria contaminante que acabará con el equilibrio ecológico, sino porque nos aleja de la cómoda fe en Dios y en el Cielo, de la certeza en la propia inmortalidad individual. Por eso, ahora, precisamente ahora, tienen tanto éxito los profetas de la irracionalidad pseudocientífica; los que nos presentan una falsa ciencia que podría probarnos “científicamente” ese Más Allá que necesita nuestro arquicortex primitivo, aterrado como siempre ante la muerte.
Los brujos ya han entrado en una Universidad que se supone “un templo de la Ciencia” de la mano de una prestigiosa emisora de radio; ya han entrado en una Universidad que se escandalizaría de un discurso “políticamente incorrecto”, pero que permanece insensible ante la progresiva destrucción del Racionalismo. Resulta que creer en sandeces no es “políticamente incorrecto”, como lo sería un discurso homófobo o machista; y que lo importante es ser “buenos chicos” aunque nos estemos volviendo imbéciles. Los universitarios, sobre todo los de letras, que no tienen ni zorra idea de lo que es el Método Científico, se han entregado con fruición al “buen rollo” del relativismo cultural, al “todo vale” de las creencias, al nihilismo científico, al advenimiento de una maravillosa y deslumbrante Edad Oscura, llena de esas estupendas luces de neón que disimulan tan bien las oscuridades mentales.
Así que está todo perdido. Ya no hay esperanza. Los sabios, los grandes investigadores de la nueva Física, de la nueva Medicina, de la nueva Genética, permanecen ajenos al problema, parapetados en sus torres de cristal, pendientes sobre todo de las subvenciones de los políticos que, a su vez, tanto le deben a los medios de comunicación que, a su vez, tanto dependen de sus audiencias que, a su vez, tanto miedo tienen de morirse algún día y tanto necesitan que alguien vestido de científico les diga que después de la muerte hay otra vida… Ellos, los científicos de verdad, los que cuentan con el prestigio incontestable que se han ganado después de haber realizado descubrimientos portentosos, de estar en camino de realizar verdaderas y asombrosas curaciones, de resolver los secretos del Macrocosmos y el Microcosmos, ellos, solo ellos podrían encabezar la rebelión de los humanos que aún permanecen despiertos contra las huestes de los fanáticos irracionales que quieren despellejar de nuevo a Hypatia; pero están ausentes, enmudecidos, absortos en sus investigaciones, temerosos de perder a sus mecenas. El sistema los mantendrá vivos mientras le resulten útiles. Después, cuando ya el negocio se haya concluido, vendrá la Segunda Edad Oscura.
Miguel Ángel Pérez Oca.
26-10-2004







sábado, 13 de diciembre de 2008

LA NAVIDAD Y LA RADIO


Como es ya tradicional por estas fechas, el martes que viene, día 16 de diciembre, la emisión de Radio Alicante se realizará desde el bar Nou Manolín, toda una institución en Alacant. Asi que he preparado una charla amable, de acuerdo con las fechas, y corta, dadas las muchas intervenciones que se esperan, y os la pongo en el blog reiterando mis felicitaciones de Navidad. Las cartas a mi nieta las dejo para más adelante.

Un abrazo a todos.


NAVIDAD EN EL NOU MANOLÍN.

Ya saben ustedes que soy un defensor a ultranza de las señas de identidad de Alacant. Me paso la vida recorriendo las calles de mi ciudad, vigilando el estado de los pocos monumentos y edificios emblemáticos que nos quedan, y poniendo el grito en el cielo cuando alguno de ellos sufre un descalabro o se va deteriorando por falta de atenciones. El otro día me llevé una alegría al ver a una chica subida a un andamio, en la plaza de Calvo Sotelo, restaurando el busto de Barrejón, tal como habían reclamado mis amigos de Alicante Vivo en su campaña “Ser alicantino duele”. Pero las señas de identidad no son sólo monumentos y edificios; también hay establecimientos mercantiles singulares que reflejan y conforman nuestra personalidad colectiva. Y algunos han ido desapareciendo con el tiempo, lamentablemente. Se nos fue la Nueva Aduaneta, con edificio y todo, cuyas piedras numeradas languidecen más allá del Cementerio. Desapareció la Tienda de la Uva, en la esquina de la calle San Vicente con Vicente Inglada, histórico lugar donde falleció el padre de nuestro torero El Tino, como consecuencia del bombardeo del 25 de mayo de 1938, y que en su fachada lucía un racimo de uva metálico que daba nombre al establecimiento. Recientemente se ha cerrado la Pastelería Seguí, que hacía las mejores lengüetas del mundo…
Pero siempre nos quedará el Nou Manolín, tradicional santuario de la cocina mediterránea en el lugar más emblemático de Alicante, el edificio donde Gabriel Miró vio la luz por primera vez. El Nou Manolín es un lugar imprescindible, nuestra mejor barra y nuestra mejor cocina, un sitio ideal para celebrar las cosas felices; un sitio donde Radio Alicante, otra de nuestras señas fundamentales de identidad, celebra la Navidad todos los años. Sin el Nou Manolín, Alicante no sería Alacant.
Felices Pascuas.
Miguel Ángel Pérez Oca.
(Leído en Radio Alicante el 16-12-2008)

jueves, 11 de diciembre de 2008

EL TAMAÑO DEL UNIVERSO.


Pensar en el Universo es una buena cura de humildad. Comprender las enormes distancias, los tamaños enormes, toda la grandeza del cielo que nos descubre la Astronomía sobrepasa a veces nuestra capacidad de imaginación. Por eso es bueno construir modelos a escala que nos acerquen a una realidad que nos viene demasiado grande.

Como estamos en Alicante y nos reunimos los viernes en los locales de JUBICAM, calle Santiago, nº 4, junto a la sede central de la CAM, vamos a imaginar que nos comemos allí una paella de un metro de diámetro. Será nuestra estrella particular, el Sol, que en realidad mide 1.400.000 km. de diámetro, un millón de veces más grande que nuestra Tierra.

A esa escala, reducida mil cuatrocientos millones de veces, el planeta Mercurio sería un grano de arroz a 40 metros de distancia, pongamos que en la puerta de entrada de la Sede de la CAM. (en realidad mide unos 5.000 km. de diámetro y está a 58 millones de km. del Sol).

El planeta Venus sería un garbanzo a 70 metros de distancia, digamos que en la entrada a la plaza de Gabriel Miró, esquina con el antiguo edificio de Correos (tiene un diámetro de 12.000 km. y está a 108 millones de km. del Sol).

La Tierra y la Luna serían un garbanzo y un grano de arroz a 100 metros de distancia, a la puerta del Colegio de Arquitectos de la plaza de Gabriel Miró (la Tierra tiene el mismo diámetro que Venus y está a 150 millones de km. del Sol).

Marte sería un guisante a 150 m. de distancia, allá por el Auditorio de la Explanada (tiene un diámetro de 6.000 km. y está a 228 millones de km. del Sol).

Júpiter sería una naranja y 4 granos de arroz (sus satélites galileanos), a 500 metros de distancia, en la Plaza del Mar (tiene un diámetro de 140.000 km. y está a 780 millones de km. del Sol).

Saturno sería una naranja en un plato (por los anillos) y un grano de arroz (su satélite Titán) a 1.000 metros de distancia, en la pasarela de la Playa del Postiguet al Arrabal Roig (tiene un diámetro de 120.000 km. y está a 1.430 millones de km. del Sol).

Urano sería una ciruela a dos km. de distancia, allá por el nuevo Mercadillo de la calle Teulada (tiene un diámetro de 50.000 km. y está a casi 3.000 millones de km. del Sol).

Neptuno sería otra ciruela a 3 km. de distancia, en la Ciudad Elegida Juan XXIII (tiene el mismo diámetro que Urano y está a 4.500 millones de km. del sol).

Y por fin, Plutón sería un grano de arroz y un granito de pimienta (su satélite Caronte) a 5 km. de distancia, en el Monasterio de Santa Faz (mide 2.000 km. de diámetro y está a 6.000 millones de km. del Sol).

A esta misma escala, la estrella más cercana a nuestro Sol, Alfa de Centauro, que está a cuatro años luz de nosotros ¡126 millones de veces la distancia de la Tierra a la Luna!, serían dos paellas de un metro (es una estrella doble) situadas en Nueva Zelanda, es decir a 20.000 km. de distancia, pero en línea recta. Así que ver a la estrella más cercana a nosotros es como divisar dos paellas en Nueva Zelanda, dos paellas que brillan a 6.000 grados en la oscuridad de la noche, todo hay que decirlo.

Si esa distancia enorme, cuatro años luz, la redujéramos a un solo milímetro, nuestra galaxia, la Vía Láctea, sería un disco de 25 metros de diámetro, con cien mil millones de granitos de polvo (las estrellas) en su interior. Y la galaxia más próxima a la nuestra, Andrómeda, que está a dos millones de años luz, sería otro disco de 25 metros situado a 500 metros de distancia. Digamos que serían las fuentes de la plaza de Gabriel Miró y de la plaza de los Luceros. A esa escala gigantesca en la que la luz tardaría cuatro años en avanzar un milímetro, todo el Universo conocido tendría una extensión como la de la superficie de la Tierra, pero en forma de una hiper esfera con una superficie de tres dimensiones que se curvan en una cuarta, y en expansión acelerada.

¡Qué grande es el Universo! ¿Verdad?

Para los que no seáis de Alicante, podéis imaginar las distancias a escala con lugares de vuestra propia ciudad.

NO SOMOS NADIE.

domingo, 7 de diciembre de 2008

sábado, 6 de diciembre de 2008

GALA Y LAS FLORES DE PLÁSTICO.


Bueno, yo creía que después de haber visto la fachada del nuevo casino del puerto ya lo había visto todo. Pero el otro día, al pasar por la calle San Francisco, me encontré una especie de floreros en alto, en cuyos recipientes había unas horrorosas flores de plástico de colores desvaídos, de esas que se ven en algunos nichos del cementerio.
Me acuerdo de una anécdota que contó una vez Antonio Gala en la televisión. Resulta que cuando era muy joven tuvo una novia, y un día la acompañó a su casa para conocer a sus padres. Mientras esperaba en el recibidor, observó un jarrón con un vistoso ramo de flores. Se acercó a olerlas y comprobó, horrorizado, que eran de plástico. Y el futuro gran escritor, herido en lo más profundo de su sensibilidad, salió corriendo y no volvió nunca más, ni a la casa ni a la jovencita; que de una casa donde reina tan mal gusto - debió pensar - no puede esperarse nada bueno.
Menos mal que en la plaza de Calvo Sotelo vi a una joven, en un andamio, ocupaba en restaurar el busto de Barrejón. El concejal Valor, sin alharacas, va cumpliendo sus promesas.
Pero al llegar al Mercado me topé con los alcorques de las palmeras llenos de plantas de navidad, puestas allí para que los salvajes las destrocen a patadas o se las lleven a casa para decorar su Navidad particular. Y en el suelo hay unos cartelitos adhesivos donde se lee: “Alicante, guapa, guapa y guapa”. ¿Será recochineo? Yo, lo confieso, me dieron ganas de salir corriendo, como Gala, en busca de una ciudad menos hortera, hortera y hortera.

jueves, 4 de diciembre de 2008

CARTA A MI NIETA


Voy a ser abuelo. Mi hija Laura espera una niña que nacerá en Abril, con las flores y las golondrinas. Así que he decidido escribirle unas cuantas cartas de bienvenida, con consejos y advertencias, para que sepa cómo es este hermoso planeta donde va a vivir, tan hermoso como cruel, tan lleno de abundancias como de miserias, y cuya suerte está en manos de todos. Esta primera misiva la leeré en Radio Alicante el próximo martes.


CARTAS A MI NIETA ( I )

Hola, “bichito”:
Perdona que te llame así, pero es que todavía no sé qué nombre te van a poner tus padres. Seguro que escogerán uno bello y sonoro con el que puedas sentirte identificada. Te he visto en una ecografía borrosa en la que el doctor dice que estás muy bien; pero he de confesarte que solo he podido distinguir una cosa redonda que parece ser tu cabecita y cinco gusanitos que sin duda son los dedos de tu mano derecha. Y no consigo adivinar cómo han descubierto que eres una chica. Seguro que vas a ser muy guapa, porque Laura y Riki lo son, y que cuando salgas de esa guarida líquida y cálida donde ahora estás tan a gusto, todos te dirán cosas bonitas para que te pongas muy contenta. Nacerás a finales de Abril, en plena primavera, y contigo vendrán las flores y las golondrinas. Así que el mundo te parecerá muy bonito… Pero, no te fíes demasiado.
¿Que qué es el mundo? Ah, pues es un sitio muy grande y redondo, donde hay mucha agua, montañas y ciudades; y donde vive mucha gente como tú y como yo. Pero no toda la gente es feliz. A ver cómo te lo explico: Hay tres clases de personas, la gente avariciosa, la gente solidaria y los que ni fu ni fa, que son mayoría. La gente avariciosa es la que solo se ocupa de sí misma y su familia. Se esfuerzan por ser ricos, para dejar a sus hijos grandes fortunas que les permitan vivir mejor que los demás. La gente solidaria se preocupa por todos, y también por su planeta, que es nuestra casa común. No les importa ser ricos sino dejar a sus hijos un mundo justo, donde nadie sufra necesidades. La gente avariciosa se inventa triquiñuelas para quedarse el dinero de todos, de manera que cuanto más ricos son ellos más pobres son los otros. A veces, de tanto acaparar dinero, se lo quedan todo, y los demás ya no pueden comprar nada; y entonces todos los negocios fracasan porque ya no tienen quien les compre las cosas que venden. Los trabajadores se quedan sin trabajo, y todos se vuelven pobres, menos algunos avariciosos muy ricos, que se construyen un palacio en una isla y se ríen de lo tontos que han sido todos los demás. A esa situación se le llama crisis, y pasa cada varios años; hasta que los pobres se organizan para sobrevivir y crean nuevas empresas, aunque sea con poquito dinero, porque lo importante, en realidad, es el trabajo bien hecho. Y entonces vuelven los avariciosos y se repite el proceso.
Este sistema económico es muy raro, ¿sabes? Resulta que para crear una empresa, por ejemplo, una fábrica de coches o juguetes, hace falta que alguien ponga dinero con el que comprar máquinas, edificios y materias primas, y pagar los primeros sueldos, pero también hace falta que muchas personas trabajen en esas máquinas para convertir las materias primas en coches o juguetes. Bueno, pues quien ha puesto dinero una sola vez, es el dueño de la fábrica para toda la vida. En cambio, el que pone el trabajo toda su vida, nunca manda nada, y si el dueño quiere, lo puede echar a la calle y que se quede sin dinero para vivir. Por supuesto, la mayoría de los grandes negocios están en manos de avariciosos. A este sistema tan raro e injusto se le llama capitalismo.
En muchos países hay democracia, que quiere decir que entre todos, ricos y pobres, se decide quién tiene que gobernar. Pero, como en los negocios mandan los dueños y no el gobierno, y como los ricos tienen medios para engañar a los pobres, al final los más avariciosos acaban decidiendo por todos la manera de explotar este bello planeta donde vas a vivir. Y, como son insaciables, terminarán por dejarlo esquilmado, talarán los bosques, envenenarán el aire y hará mucho calor, se fundirán los hielos de los polos y subirá el nivel del mar, y el mundo se hará inhabitable.
Algún día, tú también tendrás nietos, y ellos conocerán el siglo XXII. Yo ya no lo veré, pero me gustaría saber si la gente terminará por decidirse a controlar a los avariciosos, para que no destrocen este planeta; si al final se harán leyes para que los ricos no puedan quedarse con el dinero y las cosas que necesitan los pobres; si por fin ganarán los buenos y en el futuro las personas vivirán en un mundo justo y solidario. Depende de ti y de tu generación, porque la mía, me temo, ya está echada a perder.
Tu abuelo que te quiere.
Miguel.


lunes, 1 de diciembre de 2008

COJUNCIÓN PLANETARIA DEL 1 -12-2008

Hace un rato ha tenido lugar una vistosa conjunción planetaria entre Venus, Júpiter y la Luna, con ocultación de Venus por la Luna. La he podido observar con mi telescopio desde la cocina de mi casa, pero no he podido sacar fotos; así que os adjunto unas imágenes de ordenador, sacadas del programa Stelarium. En ellas podéis ver a las 18,20 de hoy, una Luna en creciente muy temprano, con Venus saliendo de la ocultación. A las 19,03, o sea 43 minutos más tarde, con Venus ya bastante apartado de la Luna. Y en las otras dos imágenes, a Venus y a Júpiter tal como los he visto con mi telescopio de 200 mm. En la de Júpiter no se ve el satélite Europa por hallarse oculto detrás del planeta, pero sí se ven Io, Ganimedes y Calixto. Ha sido un espectáculo muy hermoso, que cualquiera ha podido observar, mirando hacia poniente.

Júpiter es mil veces más grande que nuestra Tierra, con un diámetro diez veces superior, Venus es del mismo tamaño que nuestro planeta y la Luna tiene un diámetro de 1/4 del de la Tierra. Venus brilla más que Júpiter, a pesar de ser mucho más pequeño, porque está mucho más cerca, a unos 150 millones de kilómetros, mientras que Júpiter está a unos 900 millones de kilómetros de nosotros. Además, la atmósfera de Venus, compuesta de nubes muy blancas de ácido sulfúrico, brilla mucho más que la de Júpiter, con nubes de hidrógeno, helio y otros elementos de color amarillento rojizo.

En una conjunción, los cuerpos celestes implicados no se aproximan realmente unos a otros, sino que es un efecto de perspectiva, desde nuestro punto de vista, al estar en la misma línea de visión, pero cada uno en su órbita correspondiente.

viernes, 28 de noviembre de 2008

LA HIPOTECA Y LOS MUERTOS VIVIENTES


Aquí os dejo la charla que leeré el martes próximo. Os espero ese mismo día, a las 8 de la tarde, en la librería 80 Mundos, donde se presenta el libro "20 maneras de bajar al sótano", de mi amigo Roque Pérez.


EL MIEDO Y LOS MIEDOS.

A mí, los programas que más miedo me dan de la radio y la televisión son los noticiarios. Me levanto de buena mañana y la radio me cuenta lo que ha pasado el día anterior. Después, a medio día, el Telediario me lo sirve en imágenes. Y por si fuera poco, leo la prensa. Y la angustia y la desazón corren por mi cuerpo cuando me entero de las hazañas del último mala bestia que ha matado a su mujer, después de estar apaleándola durante años; de un pederasta que abusaba de los niños pequeños y les sacaba fotos para sus amiguetes de Internet; de los terroristas de Alqaeda o de ETA, que nos amenazan con poner una bomba en nuestra puerta; o de un fanático islamista que se ha inmolado cargado de explosivos para matar a mucha gente, en nombre de un Dios que lo mandará al cielo por ser tan bueno. Nos cuentan lo del calentamiento global y la alarmante extinción de las especies, cosa que algún ilustre indocumentado niega a mayor gloria de los mercaderes de petróleo. Nos hablan del SIDA y del Cáncer, de la inseguridad ciudadana, de los porteros de discoteca que matan a algún joven a palos, del comercio de armas, de las matanzas tribales en África, de los niños del tercer mundo que se mueren de hambre… de la Crisis.
Durante muchos años, estuve temiendo que un misil soviético me cayera en la cabeza, y aún antes los curas de mi colegio me habían convencido de que si me masturbaba me quedaría ciego e iría de cabeza al infierno. Después pasó la guerra fría y vino la democracia a España, y los rusos ya no apuntaban sus cohetes sobre Rota y Torrejón ni el sexo era pecado. Parecía que por fin no teníamos nada que temer… y llegó el SIDA, continuó ETA, vinieron los fundamentalistas y nos reventaron la estación de Atocha, y el miedo, los miedos, siguieron campando por sus respetos.
Desde siempre, a los seres humanos se nos ha dominado por el terror: por el miedo a las guerras, a las hambrunas, a los impuestos, a la cárcel, a las hogueras de la Inquisición y al Infierno creado por Dios…. El humano es un ser temeroso, asustadizo, que se esconde de sus propios terrores metiendo la cabeza debajo del ala, o buscando la protección de quienes más miedo le infunden.
Y sin embargo, parece que hay vacunas contra el miedo. Ya decía aquella copla que “la mancha de la mora se quita con otra verde”. Esa es la razón por la que en los tiempos de las peores crisis, cuando más miedos sienten los ciudadanos, es cuando aumenta el consumo de novelas, cuentos y películas de terror. Uno ve el horror que sufre el protagonista – generalmente, una joven hermosa e indefensa –, en forma de diabólica y espantosa amenaza a su vida, y lo compara con los propios y prosaicos temores – la hipoteca, la seguridad laboral, los precios, la inflación -, y les quita importancia. Porque no es lo mismo enfrentarse a un banco que a Drácula, no es lo mismo ir al paro que te devoren los muertos vivientes…
Pero en esto del miedo literario y cinematográfico, como en todo, también hay clases. Que hay películas que confunden el miedo con el asco y que acaban dando risa. Pero también hay libros de gran calidad literaria, que nuestra mente absorbe sobrecogida y que dejan su huella en los más secretos e inconfesables rincones de la memoria.
Precisamente, a las 8 horas de esta tarde (2-12-2008), en la librería “80 Mundos”, de la Avenida General Marvá, nº 14, de Alicante, se presenta el libro “Veinte maneras de bajar al sótano”, de Roque Pérez Prados. Se trata de una colección de relatos de terror, magníficamente contados por un autor joven que tiene una especial habilidad narrativa en estos temas tan espeluznantes. Yo ya lo he leído en el silencio de la noche, que es cuando suelo leer, ya libre de compromisos y tareas, y les confieso que un extraño y reptante escalofrío me ha recorrido la espalda ante sus historias llenas de espantosos temores y frías e inciertas presencias invisibles, en entornos de atmósferas amenazantes y espacios desolados o claustrofóbicos. En fin, miedo en estado puro, terror del bueno que el autor nos sirve magníficamente dosificado y escrito, para que no decaiga nuestra ansiedad un solo momento.
Les garantizo que es una buena, buenísima, vacuna para nuestros miedos cotidianos.

Miguel Ángel Pérez Oca.
(Leído en Radio Alicante el 2-12-2008)

jueves, 27 de noviembre de 2008

LA CIENCIA Y LA FE


El otro día estuve en Orihuela asistiendo a la inauguración del Museo de la Ciencia que se ha instalado en la sede oriolana de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Asistió, nada menos que el premio Nobel doctor Smooth, el científico que ha descubierto las anisotropías en el fondo de microondas del Universo, que demuestran, entre otras cosas, que el Big Bang debió ocurrir realmente hace unos 13.000 millones de años, y que sus irregularidades cuánticas dieron lugar a las primeras concentraciones de materia que se convertirían en galaxias y estrellas... nada menos.

Bueno, pues la primera reflexión que se me ocurrió, al ver la cantidad de curiosos aparatos que de manera muy amena y divertida van a enseñar a los chavales de la Vega Baja los principios de la Física, fue: ¿Se podría hacer lo mismo con las pseudociencias, es decir, con la Astrología, la parapsicología, la videncia y todas esas "cosas" que se engloban en el concepto de Esoterismo? ¡Pues, no, porque la procesión se demuestra andando! Uno puede demostrar la validez de las leyes físicas mediante sencillos experimentos, pero las tonterías no tienen demostración. Hace poco, una amiga esotérica a la que sin embargo quiero mucho, me acusaba de ser "creyente de la ciencia". La pobre no sabe que la ciencia no es cuestión de creer o no creer, sino de demostrar o no demostrar y comprobar o no comprobar. El verbo "creer" no tiene cabida en el diccionario de los científicos. La ciencia se resume en un mandato ético que dice: "No creas nada que no puedas comprobar y no afirmes nada que no puedas demostrar". La cosas se saben o no se saben, las mentiras se sabe que son mentiras o no se sabe si son o no mentiras y, en resumen, hay una gran catidad de cosas que no se pueden afirmar o negar. Por eso los científicos en su mayoría son agnósticos respecto a la religión. No hay nada más ajeno a un científico que las afirmaciones gratuitas. Por eso, incluso el Big Bang, pieza fundamental de la moderna Cosmología, es denominado "Modelo Estandar" y no se hace de él un dogma. Si mañana, un científico descubriera una contradicción en dicho modelo, éste sería abandonado por otro nuevo que satisficiera las espectativas de la ciencia, siempre como modelo, nunca como dogma. Esa es, querida amiga, la diferencia entre tus convicciones y las mías. A esta postura, alguna de esas personas "esotéricas", la califica como de "mente cerrada"; a lo que el padre Carreira, eminente astrofísico y a la vez jesuita - extraña pero coherente mezcla, en su caso, pues nunca mezcla las dos cuestiones - respondía: "Prefiero tener la mente cerrada que no abierta y vacía". La ciencia, amigos míos, es una cosa muy seria.

viernes, 21 de noviembre de 2008

ALICANTE Y LA ASTRONOMÍA


Aquí os pongo la charla que leeré en Radio Alicante, de la SER (1008 de AM),el martes a eso de las 12,30 horas.

Espero que nos oigáis los miércoles por la tarde en el programa "La Ventana de Alicante", de Silvia Cárceles. Y que si os interesa el tema nos visitéis los viernes,de 7 a 9 horas de la tarde, en los locales de JUBICAM, calle Santiago, nº 4, donde es bien venido todo el mundo.


LOS LOCOS DE LAS ESTRELLAS.

Los que me conocen saben que yo no solo me ocupo de la historia y los problemas de Alacant. Que esta ciudad es sólo uno de mis varios amores. Que también me vuelve loco el Universo, las estrellas, las galaxias, la historia de aquellos sabios del Renacimiento que se empeñaron en averiguar cómo era el cielo de verdad y sufrieron persecución y a veces muerte en la hoguera de la Inquisición. Hoy día la Astronomía es una ciencia fascinante, que une lo más grande, el mundo de las galaxias y la cosmología, la Relatividad y el origen del Universo y su misterioso futuro, con el micromundo de las partículas más pequeñas e inconcebibles; y la Mecánica Cuántica, en sus relaciones con los fenómenos infinitamente minúsculos, que determinan el comportamiento y la física de lo más grande. Son cuestiones apasionantes que todos los viernes, de 7 a 9 de la tarde, debatimos en nuestra reunión semanal de la Agrupación Astronómica de Alicante, en su sede provisional de la calle Santiago, nº 4, locales de Jubicam, a las que están todos ustedes invitados.
El pasado miércoles, mi compañero de afición astronómica y vicepresidente de la Agrupación, Rafael Alemañ, y yo estuvimos en esta emisora, por la tarde, en el programa “La Ventana de Alicante”, que lleva la estupenda Silvia Cárceles. Estuvimos hablando de nuestras actividades, de las salidas que hacemos con nuestros telescopios y de nuestras reuniones; y de esta conversación salió el compromiso de acudir todos los miércoles al programa de Silvia para hablar de estos apasionantes temas, en el lenguaje de unos aficionados que, como nosotros, nos esforzamos para que todo el mundo nos entienda, aunque no se tengan conocimientos de Astronomía y Física.
Quién no se ha preguntado alguna vez qué es eso de los agujeros negros. Quién no se alarma cuando en los medios se dice que un asteroide puede impactar con la Tierra. Quién no siente curiosidad por ese acelerador de partículas gigantesco que se ha instalado entre Suiza y Francia y que algunos fantasiosos dicen que puede traernos el fin del mundo. A quién no le gustaría que le explicaran cómo se sabe a qué distancia están los planetas y las estrellas, por qué los astronautas no pesan en el espacio, qué piensan los sabios sobre la posibilidad de que haya vida en otras partes del Universo y, si la hay, por qué no creen que seres inteligentes de otros planetas vengan a visitarnos.
Hay tantas cosas que no sabemos, y somos tan pequeños… Pensar que si la Tierra desapareciera de pronto, el resto del Universo no se alteraría lo más mínimo, ni se inmutaría… Pensar que nuestro mundo es tan minúsculo que el planeta Júpiter es mil veces más grande, y nuestro Sol, un millón. Y que a pesar de eso, el Sol es una estrella pequeña, vulgar, del montón; que si fuera de grande como un balón de fútbol y la tierra un perdigón, la estrella Antares, de Escorpio, sería la cúpula de San Pedro de Roma. Y en una galaxia hay cientos de miles de millones de estrellas y hay cientos de miles de millones de galaxias en la parte del Universo que conocemos. Las cantidades, las distancias y las dimensiones nos abruman.
Bueno, pues de todo eso iremos hablando los miércoles por la tarde en esta emisora, programa “La Ventana de Alicante”, con Silvia Cárceles. No se lo pierdan. Y si descubren que el tema les interesa mucho, ya saben, vengan los viernes de 7 a 9 a las reuniones de la Agrupación Astronómica de Alicante, en los locales de Jubicam, calle Santiago, número 4. Es gratis. Allí nos reunimos gente de todas las edades, desde niños de 11 años a jubilados de más de 80, y de todos los niveles culturales y profesionales, con un interés común por conocer qué hacemos aquí en este inmenso y solo en parte conocido Universo.
Pero no vengan este próximo viernes, que no estaremos allí porque nos vamos a Orihuela a oír una conferencia del doctor Smoot, el director del programa COBE, el satélite que ha analizado los primeros ecos del Big Bang, la gigantesca explosión que originó el Universo hace ahora unos 14.000 millones de años. Pero a partir del viernes 5 de diciembre, les esperamos a todos, si cabemos en la sala.
Y ya saben, los miércoles el Universo se viene aquí, a la Ventana de Alicante.

Miguel Ángel Pérez Oca.

martes, 18 de noviembre de 2008

¿GUAPA O BONICA?


Nuestra flamante alcaldesa Sonia Castedo dice que va a poner Alicante "guapa, guapa y guapa", y hasta ha creado una concejalía de Estética. Dicen los clásicos que sobre gustos no hay nada escrito, pero me temo que si la idea de la estética que tiene la actual Corporación Municipal es la que ha inspirado a las autoridades del P.P. alicantino para permitir la horrible fachada del nuevo casino del puerto, vamos dados. Ahora solo falta que instalen en la zona que ha quedado vacía tras la Volvo una noria gigante y el funicular del castillo, y que, como ya ha anunciado la alcaldesa, planten cesped de plástico en nuestros jardines y, ¿por qué no?, árboles de goma en lugar de palmeras y ficus - ya hay una palmera de plástico en la Estación de la Marina - y pajaritos electrónicos que canten el himno del P.P. y tendremos en Alicante el mayor parque temático de la horterada de todo el mundo. Creo que la diferencia estre ella y algunos alicantinos con sensibilidad y buen gusto está en el slogan "Alicante, guapa, guapa y guapa", que a muchos nos suena a Semana Santa Sevillana - ¿no es eso lo que le dicen a la Macarena? - en lugar de algo así como: "Alacant, més bonica que mai", que sería verdaderamente un lema que sonase a alicantino. Si Tolo, el inimitalbe humorista que creó la inmortal canción "La manta al coll", levantara la cabeza, seguro que componía otra, que podría llamarse: "Anem a fer el ridícul al port d'Alacant".

Os pongo una composición fotográfica en forma de cartel de promoción del Alicante del inmediato futuro. La nueva concejala de Estética (qué risa), tiene mi permiso para usarlo en una campaña mundial de propaganda de Alicante como Parque Temático Urbano.


Miguel Ángel Pérez Oca, un alicantino fascinado por los planes "estéticos" del Ayuntamiento.

domingo, 16 de noviembre de 2008

LA REUNIÓN DE WASHINGTON



A ver qué os parece este pequeño artículo de opinión.



Zapatero ha ido a la cumbre de Washington después de una ardua labor diplomática, y los políticos y medios del PP no pueden resistir la tentación de decir que se ha sentado en una silla alquilada, y que a saber cuál será el precio que tendrá que pagarle a Sarkozi por la foto; como si España no tuviera mucho que decir en este foro mundial contra la crisis a propósito de nuestro previsor sistema de control bancario.
Lo que en realidad cabrea a nuestra derecha es que el presidente hable desde una perspectiva socialdemócrata. Porque aquí se trata de liquidar un sistema, el ultra liberal, que ha fracasado estrepitosamente, o de salvar ese sistema a costa del padecimiento de los ciudadanos. Bush se ha empecinado en preservarlo como sea, mientras otras voces, desde Europa, hablaban de reformarlo aumentando los controles sobre el gran capital.
Este era el planteamiento inicial, sin embargo, contra todo pronóstico, la reunión se ha cerrado con una no sé si estimulante o sospechosa unanimidad, adoptando unas medidas que habrá que estudiar con mucho cuidado. No ha habido la más mínima autocrítica ni se exigen responsabilidades a los avariciosos culpables del desaguisado.
Esperemos que, visto el acuerdo logrado, el PP se decida, de una vez, a adoptar una posición de apoyo leal a las políticas de Estado en las que todos deberíamos estar unidos. Aunque me temo lo peor, como siempre.
Ya veremos si Obama, cuando tome posesión, nos da a todos una sorpresa. El New Deal de Roosevelt, que acabó con la crisis del 29, está en la mente de todos.


Miguel Ángel Pérez Oca.

jueves, 13 de noviembre de 2008

EL PUERTO Y LA VERGÜENZA




Este es un artículo de opinión que he mandado a los medios. A ver qué os parece. También os pongo dos imágenes muy significativas.




¡QUÉ HORTERADA!

¿Han visto ustedes algo más feo y más hortera que la fachada del nuevo Casino Mediterráneo que están instalando en el Paseo del Puerto? Parece que han trasplantado a Alicante uno de los casinos de Las Vegas, esa ciudad en medio de la nada donde la sensibilidad americana se muestra con su peor mal gusto. Además de su fealdad formal y su vulgaridad artística, la Autoridad Competente, no sé si portuaria, municipal o autonómica, que para el caso es lo mismo, pues todas están en manos del PP., ha permitido que ese negocio rompa el equilibrio arquitectónico de la zona. Sus formas, sus colores y me temo que sus luces parpadeantes y agresivas, van a chocar con un conjunto de edificaciones uniformes, con sus características muy definidas - sus ventanas redondas, sus esquinas biseladas y su estuco de color claro -, como un pegote, como una solución de continuidad brusca e impactante, que es precisamente lo que sin duda pretenden sus promotores, en perjuicio del paisaje urbano y el tranquilo solaz de los paseantes por la zona lúdica del puerto. Sorprende que ningún técnico oficial haya puesto pegas a ese engendro que, desde ahora, definirá a nuestro puerto para cachondeo de visitantes foráneos con un mínimo de sensibilidad.
Contrasta lamentablemente esta facilidad concedida graciosamente a un negocio que, además, podría calificarse de insano, dado que la actividad que ofrece promueve la ludopatía, enfermedad antes considerada vicio de quien dilapida sus bienes jugándose los cuartos, que tantos disgustos y desastres económicos ocasiona a quienes la sufren y, sobre todo, a sus inocentes familias; contrasta, digo, con las dificultades, cortapisas y desprecios que ha sufrido la Comisión Cívica Para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante, en su intento de colocar a la entrada del puerto un monumento, obra de Eusebio Sempere, en recuerdo de los miles de republicanos que se refugiaron en él en una vana espera de los barcos del exilio y que, al rendirse a las tropas italianas del general Gambara, colaborador del dictador Franco, determinaron el final de nuestra triste Guerra Civil. Eran unos patriotas que defendían la República votada por el pueblo español, que lucharon y entregaron su vida por la Democracia, y que fueron hacinados, el 1 de abril de 1939, en el tristemente famoso Campo de los Almendros, en los castillos de Santa Bárbara y San Fernando, en la Plaza de Toros y los cines de nuestra ciudad, para ser llevados a cárceles y campos de concentración donde serían fusilados o sufrirían largos y crueles cautiverios.
Qué cosas: Nuestras autoridades democráticas de hoy no ponen ninguna pega a un negocio de millones, perjudicial para la sociedad y, además, con una fachada más fea que un pecado, y sin embargo entorpecen con dificultades y exigencias absurdas la erección de un monumento que proclama la dignidad de unas personas honradas que ofrecieron su vida por la libertad y la democracia de nuestra Patria, y que es obra del artista más universal que ha dado nuestra tierra en los tiempos modernos. Pues, no sé qué decir, que si a las pruebas me remito, diría que estos señores tan honorables y democráticos que nos rigen parecen tener muy poco aprecio por quienes defendieron con su vida la democracia de la que ellos tanto alardean y la dignidad de los alicantinos. Y, en cambio, parece que les hace mucha gracia esa clase de negocios y pelotazos que se llevan en esta sociedad irresponsable y glamorosa del juego arriesgado y la especulación; esa que precisamente en estos días nos ha regalado la crisis económica más temible de todos los tiempos.
Es que duele, es que no se puede aguantar este comportamiento tan asimétrico, ese favoritismo por los que tienen la pasta y esa aversión a condenar el fascismo. Es que se les ve el plumero en cuanto uno analiza sus comportamientos. Es que la cosa se ve tan clara que uno no se explica qué votan los que les votan.
¿Qué ha sido del Alicante de los Mártires de la Libertad, del último reducto de la Constitución de 1812, de los exiliados y presos del puerto? ¿A dónde se ha ido nuestra ciudad? Quizá al nuevo casino a jugarse la pasta.
¿Ustedes lo entienden? Yo también. Vaya si lo entiendo.
Ya nos la han dado otra vez.

Miguel Ángel Pérez Oca.
(Para leer en radio Alicante el 18-11-2008)

miércoles, 12 de noviembre de 2008

LA MIR QUE NO CAYÓ EN PARIS




El 11 de agosto de 1999 la sombra de un eclipse de Sol recorrió Europa. La revista Tribuna de Astronomía organizó un viaje que resultaría inolvidable. Salimos de Barcelona y pasamos por Ginebra, Berna, Zurich, Liechtenstein, Insbruck, Salzburgo, Viena y Budapest, desde donde iríamos a Szejed, para ver el maravilloso fenómeno de un eclipse total. El día del eclipse llovía a mares, pero con la ayuda de un meteorólogo de Antena-3 que telefoneaba a sus compañeros de Madrid, encontramos un hueco en las nubes, en un área de servicio cercana a Szeged, y pudimos ver cómo la Luna ocultaba al Sol y se hacía de noche por unos minutos. Es un espectáculo inolvidable que celebramos con quienes nos acompañaban. Después regresaríamos por Venecia, Niza y Aviñón, hasta regresar a Barcelona; y de allí a Alicante en tren.
Por aquellos días, el modisto Paco Rabane, que debe saber mucho de alta costura, pero no tiene ni idea de ser un profeta, como pretende para ,sin duda, darse cancha en los medios de comunicación, "predijo" que la estación espacial soviética MIR caería sobre París, destruyendo la ciudad, a la misma hora en que se produjera el eclipse. Ni la MIR pasaba sobre París, ni un cuerpo de su masa podría destruir una ciudad, ni un eclipse influye nada para que una estación espacial aminore su velocidad y caiga sobre la Tierra. Así que no pasó nada, como era de esperar.
Yo pinté un cuadro, que titulé "LA MIR QUE NO CAYÓ EN PARIS" y que se llevó el primer premio de Pintura Astronómica en las Jornadas Estatales de Astronomía celebradas en León en septiembre del 2000. En él se ve la estación espacial y la Tierra, sobre la que destaca la sombra negra e imprecisa de la Luna. Os lo pongo aquí junto a una imagen del eclipse.

sábado, 8 de noviembre de 2008

VAYA SIGLO QUE NOS ESPERA.


Aquí os pongo el artículo que leeré el próximo martes en Radio Alicante.



CONSTRUYENDO EL SIGLO XXI

Espero que este siglo XXI sea muy diferente del anterior. Parece como si cada siglo tuviera su propia personalidad, que se forja en sus primeros años, incluso en los últimos del anterior, para fijar unos comportamientos y unas obsesiones que permanecen después durante los siguientes 100 años. El siglo XX empezó con una guerra y una revolución que lo marcarían como el periodo más sangriento y terrorífico de la Historia de la Humanidad, a pesar de los adelantos científicos, tecnológicos y sociales que se forjaron en su seno. La ambición de un capitalismo inexperto y de unas élites que todavía mantenían sus obsesiones clasistas, desembocó en la terrible Guerra Europea o, como ahora decimos, la Primera Guerra Mundial, a cuyo socaire, en una Rusia todavía feudal e imprevisible, surgiría la Revolución Comunista. Las inexpertas y temerosas burguesías de la época reaccionaron apoyando a las contrarrevoluciones fascistas y vino la hecatombe de la Segunda Guerra Mundial, el Holocausto, la tiranía stalinista, las guerras de Corea y Vietnam, las dictaduras sudamericanas, el Franquismo, los conflictos Arabe-Israelíes, Mayo del 68, el terrorismo, la prosperidad económica de Occidente conviviendo con el hambre del Tercer Mundo, y al fin, la caída de los comunismos y la hegemonía neo liberal de Estados Unidos, junto a la recuperación de Europa y la emergencia económica de Japón, China e India. Ha sido un siglo de sobresaltos, tragedias, guerras, miserias, en el que la tecnología informática, los vuelos espaciales, los progresos de la medicina y la genética nos ofrecían maravillas al lado del terror y las amenazas. El siglo XX ha sido un tiempo desconcertante y cruel. Así que esperemos que el nuevo siglo se aparte de ese camino de locuras e imprudencias.
La construcción del nuevo siglo se inició ya en las postrimerías del anterior, simbolizado por la caída del Muro de Berlín. El Comunismo había fracasado, ante la invencible eficacia económica del Capitalismo, convirtiendo a Estados Unidos en el Imperio Universal. Ya nadie podía hacerle sombra, aunque algunos críticos lúcidos pronosticaban su autodestrucción víctima de sus propias contradicciones internas. El siglo XX había empezado con una catástrofe, el hundimiento del Titanic, símbolo de la fatua arrogancia tecnológica de los magnates. El XXI comenzó con otra catástrofe, la destrucción de las Torres Gemelas de Nueva York a manos de terroristas suicidas islámicos. Esta vez era el odio y el fanatismo quienes explicaban la hecatombe. Y el peor presidente de la Historia de Estados Unidos, el fanático religioso e integrista neo conservador George Bush, utilizó este acto hostil, no para llevar a cabo una operación de limpieza contra el terrorismo internacional, a la vez que una imprescindible cruzada para ayudar al Tercer Mundo, de manera que no sea semillero de terroristas, no, se marchó a un país que nada tenía que ver con Bin Laden, Iraq, en una guerra que fue un paseo militar, pero que dio paso a una posguerra ruinosa y sangrienta, que hizo aún más fuerte a Al-Quaeda. Mal comienzo para un siglo. Y encima, una inesperada crisis económica de extraños orígenes, que ahora nos explican los mismos economistas que no supieron preverla, amenaza con sumirnos en una especie de miseria artificial, de la que no sabemos cómo salir. Ayer éramos ricos, ningún Gargantúa se ha comido el dinero que circulaba por el mundo, las riquezas naturales siguen estando ahí, ninguna epidemia ha diezmado a la población obrera, y sin embargo, teniendo lo mismo que teníamos, ahora somos pobres. ¿Alguien me lo puede explicar sin recurrir a tópicos bursátiles, financieros y demás zarandajas injustificables?
Uno quisiera creer que estos infortunios absurdos son los coletazos agónicos del pasado siglo, y que el nuevo ha empezado en realidad esta semana, con el advenimiento de Barak Obama como líder universal. Bienvenido sea, si va a traer cordura a la Casa Blanca. Ojalá la culminación del sueño de Martin Luther King signifique no solo que en Estados Unidos ya se ha normalizado la cuestión racial, sino que sus nuevos dirigentes nos traen la prudencia política que se perdió en un baño de sangre a los comienzos del siglo anterior.

Miguel Ángel Pérez Oca.
(Leído en radio Alicante el 11-11-2008)

viernes, 7 de noviembre de 2008

PARASITISMO Y FILIBUSTERISMO BLOGUERO


Me encanta que los visitantes de mi blog me dejen sus comentarios. Sin embargo, recientemente ha aparcido un visitante anónimo que en lugar de comentar la entrada correspondiente, se dedica a escribir larguísimos discursos con opiniones que, generalmente, no tienen nada que ver con el asunto que se trata. No sé si es un caso de parasitismo, que yo ya le he dicho que si tiene tanto que decir, puede abrir un blog a su nombre, que es muy fácil. O quizá es puro filibusterismo, que intenta saturar el espacio del blog para boicotearlo. La verdad es que no entiendo que se tome tanto trabajo para nada. Y he decidido que voy a eliminar todos los comentarios que no vayan identificados con nombre o seudónimo de quien lo escribe. O aquellos que tengan una extensión escandalosamente injustificada. Así como los que contengan expresiones racistas, machistas, ofensivas o soeces. ¿Os parece bien, amigos?


Otra cosa.- Varios amigos me han dicho que no ponen comentarios porque no consiguen saber cómo se hace. Es muy fácil; Pinchas en los comentarios, y cuando salen, a la derecha verás un espacio destinado a un nuevo comentario. Escribes lo que quieras (te ruego que al final pongas tu nombre o seudónimo) y bajas hasta unas letras irregulares que tienes que copiar en la ventana que tienen debajo (eso se hace para que nadie pueda poner un programa que conteste automáticamente con mesajes publicitarios, etc,), después, no te calientes la cabeza con las indicaciones que siguen y pincha directamente el punto de "Anónimo" y envíalo (cómo ya has puesto tu identidad al pie del escrito, lo de anonimo queda en simple formalidad). Verás como sí sale.


Un abrazo a todos, y un ruego al filibustero. No pierda el tiempo haciéndomelo perder a mi y a mis amigos. Gracias.

jueves, 6 de noviembre de 2008

NATALIA EN CADAQUÉS


Mi hija Natalia y su marido Toni han estado en Cadaqués, el pueblo de Dalí. Natalia, ya sabéis, escribe muy bien (hay quien dice que mejor que yo, y no me extraña), y ha compuesto un relato corto que no me resisto a poner en este blog.

Ya me diréis qué os parece.


UNA HISTORIA.


Cadaqués tiene calles blancas y empedradas, las puertas de las casas pugnan en una lucha de colores y se visten de fiesta con rojos sangre, azules ultramar, verdes oliva... Cadaqués es un pueblo empinado que se ofrece al mar, a la bahía y parece que todas sus casas miran al azul esperando ver amanecer y atardecer eternamente.


Allá abajo en el paseo, casi a ras de agua, habita la "Casa Azul”, es una imponente casa modernista de tonos azulados que destaca por su altanería. Tiene un anexo que da al paseo, al mar, es una pequeña caseta de amplias ventanas no menos digna, pero si más modesta. Uno no puede evitar la tentación de mirar por sus cristales, cual bandido, y parece que al hacerlo entra en la cabina de un barco pirata; sus paredes están decoradas con redes, con remos, faros y toda clase de aparejos. La luz es tenue, se diría que de vela o candil, en la puerta un letrero dice en varias lenguas "No es una tienda", como para marcar una barrera entre el mundo exterior y ese azul camarote terrestre.


Lo miro de noche y me pregunto cómo será su dueño. Me imagino a un hombre de mar, ya entrado en años, sereno y algo irascible, con mil historias que contar y así, durante toda mi estancia en Cadaques, la vista se me va de tanto en tanto hacia el camarote terrestre de " la Casa Azul", aunque me encuentre en el otro extremo del pueblo.


El último día, al mirarla, descubro que los grandes ventanales que hacen de puertas están abiertos y hay dos figuras apenas perceptibles sentadas a la entrada, tomando el último sol de la tarde y esperando que anochezca. Me apresuro impaciente con el corazón encabritado por tal descubrimiento. Al acercarme los veo, me siento en un noray del paseo y los observo fascinada. Él,(su imagen no me defrauda en absoluto) casi calcado de mi imaginación, se sienta en una mecedora azul, debe rondar los 70 aunque, como pasa con los lobos de mar, los ojos cargados de brillo y la agilidad de movimiento despistan y hacen dudar. Es un hombre robusto, alto y bien formado, debió ser guapo, no, es guapo, sus facciones están proporcionadas, la mandíbula cuadrada lo hace más masculino de lo que ya es y una media melena de pelo canoso entre blanco y gris plata le da un aire de viejo pirata que me fascina. Sus manos son toscas, pero fuertes y va vestido con ropas claras de algodón. Mira al horizonte callado, disfruta del mar mientras la ligera brisa le revuelve el cabello. A su lado hay un ser no menos fascinante. Ella debe tener su misma edad, es una mujer llamativa, atractiva en su madurez como he visto pocas, natural, nada de retoques, su piel ya no es tersa y suave, pero no por ello pierde belleza, tiene un cuerpo estilizado, delgado y elegante, debió ser una mujer muy guapa, no, rectifico, es guapa, tiene unos ojos claros de un color que se me escapa desde la distancia pero que adivino azul, también lleva melena, algo más larga y también tiene el pelo cano. Está sentada en una silla de enea con el cuerpo ligeramente echado hacia delante y las piernas cruzadas, como insinuándose, como ofreciéndose. Lleva una camiseta blanca de algodón y una minifalda negra que deja ver sus piernas largas, aun bien formadas, vestidas con medias y zapatos negros de tacón cuadrado y hebilla.


¿Quienes sois? me pregunto ¿Cual es vuestra historia? ¿Os amasteis? ¿Seguís haciéndolo? ¿Vienes tú, mujer de piernas largas, a visitarlo a él después de los años, como la marea? Ella hace como que mira al horizonte, pero su mirada se vuelve rebelde de tanto en tanto y lo mira a él de reojo con una media sonrisa! ¡Cuanto daría por sentarme a su lado y oírlos hablar...!

Me levanto de mi escondite y ando a paso lento por la acera. Ralentizo mi paso y agudizo mi oído al pasar al lado del camarote terrestre de la casa Azul. La conversación que oigo es lo único que sabré de ellos:

Ella- Está el mar bravo hoy...

El- ¿Paró ya el viento?

Ella- No sé, a mi me encanta este viento....


Camino hasta el hotel acunada por sus escuetas palabras (surrealistas pero apropiadas en la tierra de Dalí, donde estamos) y por la imagen maravillosa de aquellos dos seres, que yo, para entonces, ya he convertido en viejos amantes, quizá en otros mundos o en otros mares...

Cadaqués es un pueblo de faroles, apenas hay luz salvo la de esas deliciosas lamparillas que alumbran solo lo necesario, por eso también es un pueblo de noches y estrellas. Levanto la vista y me sorprendo al ver la Vía Láctea sobre mi cabeza, el mismo cielo que me cubría en mi infancia, en aquel chalé sin luz eléctrica, la bóveda celeste, toda ante mis ojos y ante los de ellos, los amantes del camarote terrestre. Cadaqués se duerme en silencio acunado por las olas y yo me duermo con él......


Natalia.

martes, 4 de noviembre de 2008

UNA GRAN LECCIÓN


Esta noche no he dormido, me he quedado frente al televisor y junto a la radio, siguiendo los resultados de las elecciones en Estados Unidos y el triunfo arrasador de Barack Obama, primer presidente negro del Imperio Occidental. Hace 45 años Martin Luther King tuvo un sueño de justicia e igualdad que le costó la vida, y hoy ese sueño se ha cumplido, al menos en una gran parte. Pero lo que más me ha sorprendido de esta mágica e histórica noche ha sido la gran lección de elegancia y patriotismo que nos ha dado a todos el candidato republicano derrotado, McCain, con su discurso de aceptación y felicitación al ganador. Ha pedido a sus seguidores que ayuden al nuevo presidente a resolver, todos juntos, los graves problemas que atraviesa su país, ha felicitado a su rival, después de darle el pésame por la muerte de su querida abuela, y se ha puesto a sus órdenes. Qué diferencia con la derecha española, que todavía no quiere reconocer los graves delitos que cometieron los generales derechistas que iniciaron nuestra Guerra Civil, y que hoy día, en Alicante, aún se resiste a retirar los honores concedidos al tirano Franco, 70 años después de su implacable y rencorosa victoria; que no quiere, a estas alturas, autorizar un monumento a los últimos republicanos del puerto y a los presos del Campo de los Almendros. Deberían aprender de ese derechista mericano que ha demostrado tener vergüenza torera y elegancia política. El pueblo de Estados Unidos, ayer, se ganó mi respeto y mi admiración. Ojalá Obama no termine defraudándonos.

DON QUIJOTE EN ALICANTE

Narración de Ángeles Cáceres.-

Narración de Joan Lluis Moreno.-

Narración de Adrián López.-

Narración de Manolo Alcaraz.-


Introducción.-





Hace tres años, la editorial ECU publicó un delicioso libro de narraciones de mis amigos Manolo Alcaraz, Ángeles Cáceres, el querido y recordado Adrián López y Joan Lluis Moreno. El libro se llamaba "DON QUIJOTE EN ALICANTE" y yo hice las ilustraciones a plumilla. Estaban realizadas en clave de humor e inspiradas en los dibujos del mejor ilustrador que ha tenido el Quijote: el francés Gustavo Doré.

Aquí os pongo mis ilustraciones, una por cada autor.

sábado, 1 de noviembre de 2008

LAS ELECCIONES DEL EMPERADOR


Este martes tendrán lugar los comicios en Estados Unidos para elegir Emperador del Mundo Occidental por cuatro años. Ese día pienso leer en Radio Alicante el artículo que os pongo en este blog.

Ya me diréis qué os parece.


LAS RUEDAS DEL CARRO DE LA HISTORIA

Hay veces que uno percibe cosas que no deberían pertenecer a la realidad física que reconoce como única desde su implacable racionalismo. Y es que el cerebro humano puede tener reacciones muy raras a los estímulos que recibe del mundo que le rodea. Hay días en que uno mira al cielo y le parece oír la música de las esferas que anunciaba Kepler. Otras veces, nos despertamos a media noche y creemos escuchar el chirrido de los ejes mal engrasados del carro de la Historia. Son momentos en los que uno se da cuenta de que está viviendo en un tiempo excepcional. La otra noche me pasó; me desperté sobresaltado por un extraño sueño, en el que el senador Mc.Cain ganaba las elecciones americanas por un solo voto de diferencia. Me incorporé, sudando, y escuché en la lejanía unos extraños sonidos. “Son los chirridos de los ejes del carro de la Historia”, me dije, aunque probablemente fuera el camión de la basura y su artilugio de volcar contenedores.
Recuerdo cuando puse la televisión el 11 de septiembre de 2001, a medio día. Estaba empezando a comer, mientras apenas prestaba atención al telediario, sumido en la rutina de quien vive en un mundo donde nunca pasa nada; y el locutor dijo que una avioneta había chocado con un rascacielos de Nueva York. Bueno, pensé, ese es uno de tantos accidentes estúpidos. Pero, cuando la imagen nos mostró a una de las torres gemelas literalmente agujereada de parte a parte, todos, incluido el locutor, nos dimos cuenta de que aquello no había sido un simple percance de avioneta. Recuerdo que en ese momento también oí los chirridos de las ruedas del carro de la Historia. Aunque, a lo mejor, era la persiana de algún comercio del barrio, al cerrarse porque su dueño se iba a comer. Pero a mi me parecieron las ruedas del dichoso carro.
Hoy hay elecciones en Estados Unidos, y me pregunto por qué los demás no podemos votar como los americanos, ya que nos va tanto en ello. Hubo un Emperador en Roma, llamado Caracalla, que concedió la ciudadanía romana a todos los habitantes del Imperio. A ver cuando en América surge un presidente Caracalla y podemos votar todos. Porque hoy, uno presiente que el mundo está a las puertas de un cambio muy importante. Las elecciones se celebran en medio de una crisis de consecuencias todavía imprevisibles. El comunismo se hundió con la caída del muro de Berlín. El capitalismo se puede hundir con la caída del muro de Nueva York. Ya saben que Wall Street quiere decir en cristiano “Calle del Muro”, lo que no deja de ser premonitorio.
Yo no digo que vaya a fenecer el capitalismo pero, después de esta crisis, el capitalismo no puede seguir siendo igual. Sospecho, o deseo, no lo sé muy bien, que esta crisis significa la derrota definitiva de una era de optimismo capitalista que empezó con el fracaso del comunismo. Se creían que todo el monte era orégano, que se podía especular sin tasa, blindar los contratos de los señoritos, hacer hipotecas incobrables y vendérselas a los panolis, y así una barrabasada tras otra. Y ahora viene la bancarrota y hay que dar soluciones que hasta hace unos meses los fundamentalistas del neo liberalismo y el neo conservadurismo hubieran tachado de socialistas o incluso comunistas. El desfasado Mc.Cain acusa a Obama de socialista y se queda tan pancho, mientras su colega Bush interviene la banca sin pestañear siquiera, pecando contra el primer mandamiento del capitalismo salvaje. Ay, que risa, Basilisa.
Toda crisis necesita un gestor que la sepa administrar. En lo del krak del año 29 los americanos tuvieron a Roosevelt; ahora, si hay suerte, tendrán – tendremos - a Obama. Porque como ganen Mc.Cain y Palin, estamos apañados.
Y aquí Rajoy sigue empeñado en convencernos de que la culpa de la crisis mundial la tiene Zapatero. A lo mejor, Aznar se ha chivado a Bush, y por eso no lo quieren invitar a la reunión de Washington.
Mañana veremos cuál es el camino que ha escogido la Historia, pero yo ya estoy escuchando los chirridos de las ruedas de su carro, que se mueve camino de un momento muy especial de ese cuento absurdo contado por un loco, que decía no sé quien.
“Porque no engraso los ejes, me llaman abandonao…”, cantará Bush en su despedida.
Que Dios nos pille confesados.

Miguel Ángel Pérez Oca.
(Leído en Radio Alicante el 4-11-2008)