jueves, 19 de julio de 2018

¿QUÉ PASA CON LA LISTA?



Durante mucho tiempo, Pedro Sánchez anunció a bombo y platillo que si alcanzaba el poder, lo primero que haría sería publicar la lista de los beneficiados por la amnistía fiscal de Montoro. Sin embargo, ahora que es Jefe de Gobierno dice que no se puede hacer y que publicarla sería prevaricar. Si alguna ley lo impide, el señor Sánchez debería haberlo sabido y no prometer cosas imposibles. Por otro lado, una ley se quita con otra ley y si tiene interés verdadero en publicar la lista, que proponga una ley que lo haga posible. ¿Quién está en la dichosa lista que ha echado para atrás a Sánchez? ¿Qué intocable o amiguete está en ella? Esa lista se tiene que conocer sí o sí, porque ahora, precisamente, es cuando más ganas de conocerla tiene todo el mundo y Sánchez hará el ridículo y perderá credibilidad si no lo intenta. Así que a publicarla, Jefe... y a sacar al tirano del Valle de los Caídos también.
¡No nos defraudes, Pedro! ¡No mates nuestra ilusión de alcanzar la verdadera democracia sin hipotecas franquistas! Porque no te lo perdonaríamos.

martes, 17 de julio de 2018

IMPECABLE.


Apresurado resumen de la comparecencia del Jefe del gobierno, Pedro Sánchez, ante el Parlamento.
En pocas palabras:
Pedro Sánchez: Impecable en su exposición, presentó un plan de gobierno muy completo. Yo hubiera deseado que hubiera hecho mención de una futura Ley Electoral más proporcional y justa que la actual. Por lo demás, muy bien y perfectamente expuesto.
PP: Su portavoz Hernando, mal educado, soez, producía vergüenza ajena. Rezuma frustración no asimilada. Recurre a los tópicos de siempre, con mucha más mala educación que siempre; que ya es decir. Repugnante.
Ciudadnos: Albert Rivera ha perdido el norte y no lo encuentra. Creía que iba a protagonizar unas elecciones generales donde desbancaría al PP, y el PSOE le ha quitado todos los argumentos. Perdido.
Podemos: Sus varios portavoces ofrecieron críticas que pueden hacer balancear al PSOE hacia la izquierda. El PSOE necesitaba un contrapeso que lo alejara del centro liberal y lo ha encontrado.
Los catalanes: Siguen con sus obsesiones, pero se van suavizando ante las perspectivas de diálogo y de salir de esta airosamente; aunque al final no haya referéndum (al menos de independencia).
PSOE: Muy bien. La portavoz, con calma y sin ponerse nerviosa, le paró los pies al tabernario representante del PP.
Ha sido un día parlamentario muy divertido; aunque uno percibe que más temprano que tarde Pedro Sánchez tendrá que convocar elecciones generales anticipadas. Mirad si no lo que le ha pasado con la pretendida renovación de Televisión Española. Al menos que se espere a sacar a Franco del dichoso y tétrico valle, no sea que la cosa se estanque otra vez y la exhumación quede para los arqueólogos. .

domingo, 15 de julio de 2018

PASAN COSAS.




            Cada día pasan cosas insólitas en esta época extraña y singular.
Un día triunfa una impensable moción de censura y el líder socialista, que antaño fue defenestrado por el aparato de su propio partido y recuperó el liderazgo gracias a la militancia de base y la propia audacia, pasa a ser de la noche a la mañana el nuevo jefe de Gobierno, con los votos propios, más los de la Izquierda podemita y los impensables apoyos de los independentistas y nacionalistas periféricos. La derecha monta en cólera y pasea su impotencia por los medios. Es inútil. Rajoy se va a Santa Pola a fumarse un puro y el chico de Ciudadanos coge un berrinche impotente que lo deja en orsay.
El nuevo Gobierno tiene una mayoría aplastante femenina.
El nuevo Ministro de Cultura se ve obligado a dimitir a los pocos días a causa de un dudoso pasado fiscal.
España se erige en campeón de los refugiados y nos llena de orgullo.
Otro día vemos como en el PP se celebran elecciones primarias... ¡democráticas! y en la segunda vuelta se enfrentan el bisoño (en edad, pero anciano en ideas) heredero del paranoico autoritario Aznar, cada vez más sobrecogedor en sus gestos y discursos, y la hormiguita hacendosa, muleta del indiferente Rajoy y hoy aspirante a la continuidad política.
Otro día, se filtran unas grabaciones en las que una despechada amante y supuesta cómplice, nos dice que el Rey emérito es el patrón de toda la corrupción heredera del franquismo. La monarquía se tambalea. Felipe VI no dice ni pío.
Y entre estos días, los presos catalanes son trasladados a Cataluña, el esposo de una infanta ingresa en prisión, los abusadores de una manada de salvajes idiotas son puestos en libertad provisional, la judicatura alemana concede la extradición del exjefe del Gobierno Catalán, pero solo por un delito menor…
Y todo en unos pocos días. ¿Es posible que coincidan tantas noticias insólitas un unas pocas semanas? ¿Todo esto es el síntoma de una catástrofe política inminente? ¿Se está preparando algo? ¿Estamos a las puertas de un cambio histórico?
Vaya usted a saber…   

martes, 10 de julio de 2018

EL ÁRBOL EN LA SILLA.

Sobre el mismo tema, un poema:


EL ÁRBOL EN LA SILLA.

Nació bajo la silla desvencijada y sola, como un brote entre las baldosas rotas.
Lo alimentó el agua encharcada de las lluvias.
Le dio vida un oportuno rayo de sol que entraba por la ausencia de unas tejas que volaron con el viento.
Lo acompañaban insectos, lombrices y otros seres menudos.
Lo rodeaban recios muros con ventanas tapiadas con piedras irregulares.
Al crecer se tropezó con la enea del asiento de aquella silla abandonada en el centro de la estancia.
Y su resolución, su insistencia débil pero terca, acabó forzando las fibras del asiento para convertirlo en sostén y guía del que sería recio tronco.
Nunca ser más noble reinó sobre aquel destartalado trono.
Los pájaros anidaron en sus tímidas ramas, en aquella soledad estanca, protegida de depredadores.
Y así lo encontré yo tras derribar la tapia intransigente y descubrirlo en su lugar insólito.
Y allí se quedaría tras tapiar de nuevo la ventana, no fuera a descubrirlo algún ser malvado o insensible, dispuesto a hacer leña de él, reparar el tejado, destapiar las ventanas y convertir la añeja casa abandonada en la guarida de otro monstruo humano.
Se ha quedado en su reino, remoto e impasible, raro y único, como un tesoro, como una maravilla secreta, como esas secretas maravillas que se ocultan en tantos corazones.

                                  Miguel Ángel Pérez Oca.        

TADAIMA, LA MAR PERFUMADA.

El tema de ayer era "Tadaima", palabra oriental que, según mi hija Natalia quiere decir "Ya estoy en casa". Esta fue mi aportación:




TADAIMA, LA MAR PERFUMADA.

-En las costas del remoto país del que vengo la mar se perfumaba con la fragancia de las especias, el café y las plantas aromáticas que anunciaban la presencia de un paraíso aún antes de divisar su perfil en el horizonte. Ese perfume era nuestra brújula cuando mi abuelo y yo salíamos a pescar en su viejo cayuco. Mi mundo era hermoso, con sus tierras altas de cultivos fragantes, sus bosques profundos de árboles recios y frondosos, sus intrincados manglares costeros y sus playas de aguas transparentes y peces multicolores. Era una tierra de paz, ajena a los afanes y luchas de esa gente ambiciosa de cuya existencia ni siquiera teníamos noticia. Cuando alguien intrigaba contra sus vecinos o intentaba predominar sobre los demás, lo expulsábamos de nuestra aldea y le obligábamos a vivir más allá de las montañas. No sabíamos lo que era la guerra ni la esclavitud ni la especulación… ni la prisa.
-Pero un día llegaron los misioneros católicos y alteraron nuestra paz espiritual, proclamando falsos a todos nuestros espíritus y duendes ancestrales, imponiendo jerarquías celestes,  mandamientos, pecados y culpas, y perdimos para siempre nuestra inocencia.
-Después vinieron los ingenieros europeos y talaron la selva milenaria para obtener madera. Nuestro paraíso quedó desnudo y el sol acabó matando a los animalitos que lo poblaban; pero lo más grave es que liquidaron los cultivos aromáticos de las alturas para llenar los antiguos bancales con cultivos industriales transgénicos que se exportaban al extranjero, y nuestro mar dejó de estar perfumado.
-Más tarde, flotas de enormes buques factoría y pesqueros insaciables esquilmaron nuestras costas y las vaciaron de peces; y mi abuelo se murió de pena.
-Al fin, bandas de fanáticos islamistas, armados con sofisticados fusiles europeos, incendiaron mi pueblo, asesinaron a los adultos y secuestraron a los niños y niñas, para hacer de ellos soldados esclavos y servidoras sexuales.
-Yo escapé y desde entonces he atravesado África en busca de ese maravilloso paraíso que nos dicen que está en Europa… Aunque los europeos no nos dejan acercarnos a él.
El hombre negro, moribundo de hipotermia, con quemaduras por contacto con los combustibles, con el cuerpo y el alma destrozados por las torturas y las vejaciones, descansa en el suelo, en la cubierta del barco de salvamento, mientras el doctor Tanaka, de Médicos del Mundo, trata de salvar su vida.
-¿A qué huelo? – exclama de pronto – Esta mar también está perfumada.
Tanaka sonríe.
-Es el aroma de las flores de azahar. En estas tierras a las que vamos se cultivan los naranjos y su flor es muy olorosa. Se dice que ese perfume se puede oler aún antes de que sus costas aparezcan en la lejanía.
-Entonces… – dice el hombre negro con su voz más profunda – YA ESTOY EN CASA.
-TADAIMA – pronuncia el doctor Tanaka en su idioma oriental, mientras ve cómo los ojos de su paciente se cierran, quizá para siempre, en un rostro curtido, cruzado de cicatrices y arrugas que se distienden al sentirse en paz, al fin.

                                               Miguel Ángel Pérez Oca.
                                   (500 palabras sin el título y la firma)

jueves, 28 de junio de 2018

DEMÓSTENES EL BOCAZAS.

El tema de la Tertulia para ayer era "Acabáramos" y yo presenté este trabajo que espero os guste:




DEMÓSTENES EL BOCAZAS.

Digámoslo claro, Demóstenes Orales, de profesión oficinista, es un bocazas, un tipo de esos que disfruta hablando ex cátedra de asuntos de los que no tiene ni idea. Y sus vecinos, familiares y compañeros de trabajo tienen el cielo ganado soportando sus opiniones.
Ayer estaba toda la familia viendo la tele: Demóstenes, su sufrida esposa y los niños… bueno, y el abuelo. Aunque el abuelo no cuenta, siempre en su rincón, sentado en su silla de ruedas con la mirada perdida, que uno no sabría decir si observa la televisión o la andaluza con vestido de faralaes que la culmina. Y es que desde que le dio el ataque resulta imposible comunicarse con él.
-Hala… seiscientos negritos más a vivir de la sopa boba – exclamaba Demóstenes -. Y ahora les darán una casa y una pensión, tendrán médico gratis y escuela para sus hijos. Y todo eso lo pago yo con mis impuestos.
En la pantalla se veía una multitud de emigrantes a bordo de lanchas neumáticas medio desinfladas y un barco rojo que intentaba socorrerlos. Una voz impersonal mencionaba el número de fugitivos que habían muerto en el Mediterráneo durante el último mes.
-“…Y el Jefe de nuestro Gobierno ha ofrecido el puerto de Valencia para acoger a toda esta gente desesperada…”
-¿Desesperada? Aprovechada, diría yo. Ahora, nuestros políticos “progres” se gastarán nuestro dinero en rescates para hacerse propaganda y marcarse un farol internacional. Y en África, en cuanto vean que España es un coladero, se vendrán todos para acá, por el efecto llamada. ¡Si hasta van a quitar las concertinas en Ceuta! Y es que los españoles somos unos ingenuos. Seguro que el gobierno anterior no hubiera metido la pata como hace éste que, además, se ha aliado con los radicales para alcanzar el poder como sea…
El abuelo seguía con su mirada perdida, aunque un buen observador hubiera visto cómo su rostro iba tomando un tono rojizo, cada vez más intenso, hasta que al fin, desde el fondo del salón, surgió una vieja y conocida voz que los dejó a todos sobrecogidos.
-¡Acabáramos! ¡Hasta aquí podíamos llegar! Escucha, “tontolculo”, tú estás vivo gracias a unos “ingenuos” que se jugaron la vida para salvar a tu abuelo del pelotón de fusilamiento. En 1939 tu abuelo era un joven comisario que habría sido fusilado si llega a caer en manos de los franquistas. Pero en el puerto de Alicante había un barquito inglés, el Stanbrook, y su capitán, Archibald Dickson, arriesgó la vida y su barco para sacar de España a 3000 refugiados republicanos. Si tu abuelo no hubiera escapado en aquel barco, habría sido ejecutado y yo no habría llegado a nacer, ni tú tampoco… ¿No ves que la historia se repite? Tu abuelo era un refugiado, como esos africanos a los que tú niegas el derecho a sobrevivir… ¡Bocazas!
Y todos se quedaron con los ojos y la boca muy abiertos, mirando al abuelo, que volvió a recostarse en su silla de ruedas, con la mirada perdida.     

                                                                Miguel Ángel Pérez Oca
                                                           (500 palabras, sin título ni firma.)

miércoles, 20 de junio de 2018

DON TANCREDO HASTA EL FINAL.


Y Rajoy se fue a Santa Pola a ejercer de registrador de la propiedad. Hizo mutis por el foro y se mantuvo callado y de perfil, no fuera que nadie le pidiese su opinión sobre las primarias que ha organizado el PP. Él, como siempre, ha dejado que las cosas se desarrollen por su cauce natural. No hacer nada y esperar a que caiga la fruta es, por otra parte, lo que hizo Newton, ¿no es así? Pues eso, como Newton, o como Diocleciano, el viejo emperador romano que instituyó la Tetrarquía y después renunció a la corona, para marcharse a su pueblo a cultivar coles. Genio y figura. Como siempre. Hay quien dice que su actitud le honra, que se ha marchado con una gran dignidad. Que va. Se ha ido para practicar su pasión de toda la vida: el Dolce Far Niente. Y a fumarse un puro mientras sus acólitos de antes se sacan las tripas. ¡Ay, Mariano, Mariano...!