jueves, 22 de abril de 2010

OTRA DE JOAQUIN BOTELLA.


Ahí va otra de Joaquín Botella desde las barricadas. Qué dura es la guerra, ¿eh?

TU NOMBRE, MI PALABRA

El Instituto Cervantes, que aunque tocayo de él no tiene que ver nada con la cocción de habas que es el premio (en este caso el oportunismo político es directamente presidencial, pues, por lo que me contó alguien que fue cocinero en esos fogones, es el Presidente del Gobierno el que decide a quien laurear) ha creado “una página web (http://www.eldiae.es/proponer) en la que se pide a los internautas que indiquen sus palabras -o palabros- predilectas en nuestro idioma. El año pasado más de 50.000 internautas de 110 países participaron…”, lo que me parece una buena manera de llenar el tiempo, sobre todo ahora, que el horario laboral se ha estrechado tan vertiginosamente. Sin embargo, lo que yo no llego a comprender es que entre las palabras más votadas yo no haya leído ningún nombre. ¿Cómo puede ser que la palabra favorita de nadie sea distinta a ese nombre que nos hace mágico el presente, o nos trae recuerdos siemprevivos, o es añoranza de ilusión?, me pregunto yo. Pero, claro, ¿quién se atreve a pronunciar tu nombre, amada mía?

Joaquín Botella

7 comentarios:

epoca dijo...

Joaquin, la palabra más hermosa, para mí es LIBERTAD y el nombre de mi amada (hija) AMANDA. Son dos palabras que implican tantas cosas, ¿verdad?.
Eusebin

Joaquín Botella dijo...

Sí, Libertad también. Así estuvieron a punto de nombrar a mi madre, que nació el 14 de abril de 1931. Amanda es uno de esos nombres que recuerda tantas cosas, sobre todo la sonrisa ancha. Pero es mucho más, porque yo provengo de familia de almendreros, profesión que yo mismo ejercí entre los 17 y los 28 años. Con un saludo amistoso, Joaquín

José Alfonso dijo...

¡Qué día eligió tu madre para nacer, Joaquín!
Aquel día las calles andaban repletas de gente feliz y esperanzada ante el cambio de régimen... bonito día para nacer, sin duda.
¡Chinchín! (¿puedo usar el chinchín o lo tienes registrado? jajaja!)

adelaide dijo...

Tener una palabra preferida es como tener una sola pareja en la vida:cosa de aburridos. ¿ Te das cuenta de cuántas voces hay en un diccionario? A mí me seducen una tras otra, la que más, la que menos...

Cris dijo...

¿Y para ti Joaquín? ¿Cual sería tu palabra/s favorita/s? No he visto las más votadas pero supongo que para la mayoría de los mortales serían las que nos evocan algo importante, las que nos tocan los cimientos, las que nos recuerdan lo que deseamos, las que nos resultan curiosas, ....., pero tienes razón, ¿porqué no la del nombre de alguien amado/a?. A mi me gusta la palabra AMOR y la palabra ARMONÍA, también la palabra PAZ. Esta última me relaja y todo. Saludos.

Joaquín Botella dijo...

A mí, la verdad, es que me gustan todas, pero a veces hay que disimular al antropoide, sobre en todo cuando se trata de Literatura, ¿n´est ce pas, hermosas palabras de largos cabellos? (autoexcluyánse de esta mi pregunta los varones, por favor, que yo soy republicano y no me va la sangre azul, la prefiero roja, muy roja, ardiente, quiero decir)

epoca dijo...

Tienes razón Adelaide. Es absurdo tener una sola palabra como preferida. Pero Libertad implica tanto. Sin lo que ella significa hay tan poco. Por eso libertad es la base de todo lo que quiero que es mucho. Es necesaria para el amor, la paz, la vida, otra palabra hermosa. De todas formas como una palabra en si solo es nada más que un grupo de signos yo tampoco reniego del diccionario, de todos los diccionarios. Y te voy a decir un secreto. En momentos de rabia suena bien hasta decir "mierda". Pero aqui entre gente positiva esta palabra queda fuera. Besos.

Eusebin.