domingo, 26 de agosto de 2012

TABARCA Y LAS ESTRELLAS.




Los días 23 y 24 de agosto hemos estado en la isla de Tabarca, enseñando el cielo a dos grupos de jóvenes que se habían inscrito para ello en Centro 14. La Agrupación Astronómica de Alicante, que este año cumple su 25 aniversario, y las Concejalías de Juventud y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alicante, hemos colaborado para realizar esta actividad dentro del programa "Tu otra historia" para la prevención de las adicciones. Tabarca es una maravilla, una isla repleta de historia e historias. Su población autóctona desciende de varias familias de italianos genoveses que padecían esclavitud en Argelia y que en el siglo XVIII fueron rescatados por el rey Carlos III de España, que los instaló en esta isla fortificada. Hoy día conserva, restauradas, sus viejas murallas, sus puertas y su iglesia, así como su torre, su faro y su recoleto cementerio. Vale la pena pasearse por la población de San Pablo y sus calles tiradas a cordel, y después salir al campo exterior, presidido por la enorme torre que fue prisión en otros tiempos; y por el faro; y recorrer sus playas salvajes y sus calas, sobrevolados siempre por las curiosas gaviotas, hasta llegar al pequeño y cuidado cementerio, en las soledades del extremo Este de la isla y sus negros arrecifes. A lo lejos, más allá de las olas, vemos el cabo de Santa Pola, con sus modernos edificios, y casi en el horizonte Alicante, abrigado en lontananza por las montañas grises del Cabeçó d'Or, la Carrasqueta, la Penya Mitchorn, Aitana, el Puig Campana... Y a medio día, en la Plaça Gran, hay que degustar un magnífico caldero o un arroz abanda, con una ensalada de tomate y salazones; o cenar a la fresca nocturna una fritura de verdura con mújol o denton a la plancha. Tabarca es un lugar muy especial, para bañarse, comer, rememorar la historia... y para mirar las estrellas.


Fuimos cuatro compañeros de la Agrupación: Juan Vicente Pérez, Federico Pastor, Pepe Tevar y yo, con nuestros telescopios y demás instrumentos. Las dos jornadas se iniciaron con una observación solar, con instrumentos aportados por Juan Vicente: Un telescopio con filtro solar para ver las manchas solares, un espectrógrafo y un reloj de sol de refracción, invento suyo. Después, en el Albergue Juvenil, una charla sobre "Nuestro Lugar en el Universo", impartida también por Juan Vicente, y una observación de la Luna y Saturno, con mi telescopio, antes de que el planeta se pusiera por el horizonte del Oeste. Después, una hora para la cena, y en la zona más oscura de La Cantera, lejos de la contaminación lumínica, instalamos todos los telescopios para una observación nocturna que se prolongó hasta altas horas de la noche. Los telescopios computerizados de Federico y de Tevar dieron mucho juego, permitiendo a nuestros muchachos y muchachas, y a algunos vecinos de la isla, contemplar el Cúmulo de Hércules, estrellas dobles como Mizar y Alcor, Albireo, la Polar, la Nebulosa Anular de Lyra, y otras muchas maravillas celestes.




Debo agradecer la colaboración de los monitores del albergue y de los miembros de la policía local, del señor Alcalde Pedáneo y el Director del Museo de Tabarca, que nos dieron toda clase de facilidades, así como al Concejal de Juventud, Pablo Sandoval, organizador del evento. Pero sobre todo, debo resaltar la magnífica actitud, interés y buen comportamiento de los más de cincuenta jóvenes que asistieron a las jornadas. Con chavales y chavalas así, todavía nos podemos permitir tener esperanza en el futuro, por muy negro que se nos presente el panorama en estos tiempos aciagos de primas de riesgo, paro y crisis.
Gracias a todos, y gracias a Tabarca. Ha sido estupendo.
Miguel Ángel Pérez Oca.


4 comentarios:

verobisquert-alumna-dcadep dijo...

Hola Miguel Angel! Soy Verónica la monitoria del taller de astronomía.Me ha encantado el comentario de tu blog!.... pero me gustaría añadir que el éxito del taller desde mi punto de vista vino de vuestra gran intervención puesto que en todo momento estuvisteis dispuestos a resolver toda clase de dudas y preguntas de un modo extremadamente llano que permitió que cualquier persona aficionada o no, pudiese entender con claridad cada una de las explicaciones y... que además no tuvisteis problemas en aderezar con toques de humor convirtiendo la actividad en no sólo una experiencia científica sino en toda una convivencia humana que abriera nuestras mentes y corazones más allá de todo lo perceptible. Para nosotras, tanto Alicia como yo, os agradecemos la oportunidad que nos habéis dado de compartir estas tardes/noches con vosotros por ello mil gracias y un abrazo enorme a los cuatro Miguel Angel, Federico, Juan Vicente y Pepe.

verobisquert-alumna-dcadep dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Miguel Ángel Pérez Oca dijo...

A Verónica y Alicia:
Gracias a vosotras por vuestra estupenda colaboración, y a los chicos y chicas que se portaron estupendamente. Con gente así da gusto ir a Tabarca a ver las estrellas.
MAPérezOca.

Miguel Ángel Pérez Oca dijo...

A Verónica, otra vez.-
El comentario que figura como eliminado es es tuyo, que lo mandaste repetido, idéntico al primero.
Así que ponerlo dos veces hubiera resultado redundante.
Que nadie se crea que en este blog se censura nada.
MAPérezOca.