sábado, 14 de noviembre de 2015

LA IMPERDONABLE DESUNIÓN DE LA IZQUIERDA ESPAÑOLA.


Soy muy viejo, y vi, ya mayorcito, el retorno de la Democracia después de que se muriera el viejo monstruo fascista. Entonces apareció en los medios un joven con gran facilidad de palabra, acompañado de otros jóvenes brillantes e ingeniosos que le hacían la corte. Afirmaban ser los verdaderos socialistas, y decían que "Hay que ser socialista antes que marxista", que a mi me sonaba a algo tan tonto como cuando ahora oigo decir: "No somos de derechas ni de izquierdas, si no los de abajo contra los de arriba", como si ambas concepciones no significaran lo mismo, en los dos casos. Suplantaron a los viejos y verdaderos socialistas que habían estado cuarenta años luchando contra la dictadura, fagocitaron a los socialistas del interior que habían surgido en la universidad con el liderazgo de viejos profesores y, después, gobernaron como neo liberales más que como socialdemócratas. Crearon una clientela fiel a sus figuras y el Sistema, que estaba "atado y bien atado", se perpetuó, hasta ahora.
¿Estamos viviendo ahora un fenómeno parecido? Habría que pensar en ello.
La censura interna contra la libertad de expresión es un síntoma muy significativo.
Creo que deberíamos hablar claro todos. Total, la imprescindible unidad de la Izquierda para que la Derechona y la nueva derecha reciclada no se perpetúen, ya se ha ido a la porra. Y con la desunión de  la izquierda y el impuesto protagonismo mediático de unos cuantos políticos de la "nueva ola", éstos tendrán asegurado su escaño, aunque dudo que lleguen a gobernar algún día, eso es todo. Y muchos se apuntarán, o ya se han apuntado, a la nueva fe en los líderes de la "transversalidad ingeniosa" hija del 15M  y a la asamblea permanente, que no impide que un general o un famoso politólogo se incluyan en las listas sin primarias que valgan.
Si existiera la más mínima esperanza de que en las próximas elecciones generales se fuera a presentar una candidatura unitaria de la Izquierda, yo me habría callado estos comentarios. Pero ya estoy harto de tonterías. ¡Hay que ser marxista si se es socialista! ¡Decir los de abajo contra los de arriba es lo mismo que decir los de Izquierdas contra los de derechas! ¡El huevo frito está inventado desde el neolítico! ¿Alguien se ha preguntado si esto de dividir y desarmar a la izquierda  no es un plan astutamente concebido? Vaya usted a saber.
Yo ya sé a quién voy a votar, aunque mi voto se vaya a la papelera donde reposa también la dignidad política.
Y que conste que no soy ni seré nunca militante, como no sea de la Izquierda total.
Qué pena. 

1 comentario:

EUSEBIO PÉREZ OCA dijo...

Contigo. Parece que no aprendemos.
Eusebio.