lunes, 4 de agosto de 2014

NUNCA MÁS JON VOIGHT


En el Diario Información de ayer leo con estupor que el conocido actor de Hollywvood Jon Voigth ha llamado ignorantes a nuestros Javier Bardem y Penélope Cruz por haber calificado de genocidio la acción del ejército israelí en Gaza. ¿Cómo llama el señor Voigth a matar niños, todos de una misma etnia? Exige el señor Voigth que nuestros actores "supliquen perdón y se sientan avergonzados" por lo que han osado decir. De hecho, Bardem y Cruz, según el diario, "han terminado retractándose"; lo que considerando el poder de los empresarios judíos en la industria cinematográfica americana, no me extraña en absoluto. También lo han hecho otros actores y actrices que se habían atrevido a denunciar el monstruoso comportamiento que el estado sionista israelí está teniendo con los palestinos. Esto es demencial. parece que el hecho de que este pueblo sufriera el crimen horrendo y genocida a que lo sometieron los nazis, diera patente de corso a gobernantes que dicen actuar en representación de ese mismo pueblo para hacer a otros lo que hicieron con ellos. Y los demás a callar, no nos acusen de antisemitas y fascistas. Pues no, señor Voigth, yo no soy antisemita y mucho menos fascista, y me fastidia mucho que con esa cantinela intenten justificar los abusos de una minoría poderosa que se aprovecha de ese tópico para apoderarse del agua y de las mejores tierras de un país que antaño fue Israel, pero que hace siglos ocupa un pueblo que no tiene la culpa de que los romanos echaran de allí a los israelitas. Lo menos que podían hacer estos "señores" sería negociar honestamente con la población actual para llegar a un equilibrio justo para ambas partes, y no valerse de su poder capitalista para forzar al resto del mundo a aceptar sus abusos. Pero, claro, yo, como Bardem y Cruz, debo ser un ignorante. Dice el cínico Voigth que nuestros actores "permanecen inconscientes del dolor que han causado"... ¿Y el dolor de las madres y los niños de Gaza? ¿Eso no es dolor? Hace falta cara dura o fanatismo para decir eso.
Lo que tendría que hacer ese indivíduo es darse una vuelta por Gaza y ver lo que está pasando allí, y escuchar a los más altos responsables de la ONU, que han calificado de crímenes de guerra lo que están haciendo esos a los que con tanto ardor defiende. 
A partir de ahora, lo único que voy a reconocer de valor en el señor Voigth será ser el padre de Angelina Jolie, ese ser maravilloso que nos ha dado el cine norteamericano.
Pero nunca, nunca más, veré una película en la que participe Jon Voigth, lo juro.
Miguel Ángel Pérez Oca.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi me resulta curioso ver a israelitas de pelo rubio, hablando castellano con acento argentino, viviendo en un país de poco más de tres millones de habitantes que usa la palabra socialista de "kibuz" para construir asentamientos en zonas con fuentes que han sido secularmente de uso público para las tribus trashumantes de los habitantes de SIEMPRE..... igual de raro me parecería que en nombre de una época en que la religión mayoritaria y dominante pero consentidora de otras religiones se reclamara el territorio del Al Andalus para ser ocupado por señores provenientes de cualquier lugar del mundo por el hecho de practicar una religión parecida a la que se practicó aquí hace más de seis siglos. Y no decimos nada de la actual invasión económica de los ostrogodos de la Fhureresa alemana. Recordar también que en los territorios de la actual Israel vivían otras creencias religiosas que no fueron "tocadas" por el Imperio de la época. Recordar que desde hacia siglos antes de la supuesta diaspora los judíos gozaban del privilegio del comercio por mar junto a griegos y libaneses. Que ya se encontraban asentados en puertos del Mediterráneo desde mucho antes de esa diaspora y que fue tras esta cuando los griegos y otros pueblos mediterráneos asumieron el judaismo como identidad para valerse de los privilegios económicos que el imperio daba a al pueblo Judio para compensar los daños sufridos tras las guerras del siglo primero habidas por la actuación de "radicales" como los que obligaron a los iniciadores de la secta cristiana a marchar a Roma y otras ciudades para sobrevivir al fanatismo de un sector de la población. Ahora, pasados veinte siglos de aquellas luchas vemos como el cine americano convierten casi victoria la historia de los resistentes en el palacio de Herodes construido en la fortaleza natural de la Mastaba donde unos cientos de resistentes aguantaron varias semanas el ataque de los imperialistas romanos. El salvaje Hitler dio argumentos a los salvajes sionistas para respaldar los hechos más sangrientos ocurridos en tierras de Palestina durante el siglo XX y lo que llevamos del actual. Tengo amigos judios a los que les extraña que yo apoye el derecho a vivir de los palestinos. Otros me comprenden. Me cuestiono a los primeros que desde que saben de mi modo de pensar sobre el derecho a la vida digna de TODOS los seres humanos no me saludan. Es curioso.

Eusebiet.

Anónimo dijo...

En EE.UU acaban de nombrar tonta de la semana a Penelope Cruz por lo que ella ha dicho sobre Israel. A mi me recuerda al chiste del que iba en dirección contraria por la autopista y al escuchar por la radio que un loco iba en sentido contrario comenta: ¿Uno? montones,montones...!. Y ese es el ejemplo ultra liberal que nos quiere meter el basura del Rajoy.

Eusebiet

Anónimo dijo...

Ha comenzado la caza de brujas. Antonio Gala es denunciado por abogados judíos por antisemita. Uno se queda a cuadros. Curiosamente son gente como De Prada o Libertad Digital quienes atacan furibundamente a Gala. Es curioso que los filonazis apoyen al estado de Israel. Dios los crea, los hace pueblos elegidos y ellos se juntan. Lo peor es la justificación o el silencio de la masacre contra los civiles palestinos. En este momento vemos dos grandes problemas en el mundo occidental. Recordar que Israel forma parte de EUROVISIÓN, el más claro ejemplo de la Europa Unida. Y son el genocidio contra los ciudadanos rusos en Ucrania y el genocidio contra los palestinos en Israel. Se supone que detras de Ucrania e Israel está la democrática Europa y sus amos los EE.UU. Es curioso que en ambos países gobierne la ultraderecha más filonazi del mundo "libre". Como siempre el cine anda de cerca el camino de los conflictos. En Tv están reponiendo "El Guerrero Americano", "Más allá del valor", "El mensajero del miedo" versión Denzel Wasinton etc. Peliculas contra los vietnamitas, los rusos, los palestinos, etc

Eusebiet.

Anónimo dijo...

Esta serie Ray Donovan con Jon Voight es otra forma de ver la vida en la mafia y de un fixer