jueves, 14 de abril de 2011

ECUANIMIDAD Y SECTARISMO, EL ETERNO CONFLICTO.












































Se define a la palabra ECUANIMIDAD como “imparcialidad de juicio” o “comportamiento sereno y equilibrado”, y como antónimos tiene a “desequilibrio”, “parcialidad”, “injusticia”, “fanatismo” y sobre todos: “sectarismo”. Yo diría que la ecuanimidad es la capacidad de “ponerse en el lugar del otro” y apreciar sus razones serenamente, aunque no comulguemos con ellas; es decir, aquello de: “No comparto sus ideas pero daría la vida porque pueda expresarlas libremente”. Para mí es la virtud - rara virtud en estos tiempos de apasionamientos políticos y campañas electorales - que más valoro en las personas.

Digo todo esto porque estoy dolido por el comportamiento sectario y nada ecuánime de personas muy queridas y hasta ahora admiradas, cuya actitud me ha producido un hondo pesar y una dosis insoportable de vergüenza ajena.

Y me refiero, sin más cautelas, a algunos de mis amigos de la Comisión Cívica para la recuperación de la Memoria Histórica de Alicante. Su comportamiento hacia la Asociación Cultural Alicante Vivo, a la que pertenezco, ha sido de constante censura en todo lo concerniente al terreno de la Memoria. Como si de un derecho exclusivo de patente se tratara, todos los logros de Alicante Vivo en este aspecto han sido cuando menos ignorados, si no censurados abiertamente por quienes, por lo visto, se creen sus únicos titulares y propietarios. Nuestros esfuerzos por procurar un entendimiento entre el Ayuntamiento y la Comisión con vistas a consensuar la colocación del monumento de Elena Albajar en la Plaza del Mercado fueron calificados como “una bajada de pantalones” o “una ingerencia”; y la inclusión o no de la palabra “fascistas” en el texto del mismo, una cuestión capital donde la intransigencia de las dos partes hizo imposible su erección, pese a nuestros desautorizados esfuerzos. La designación por el Ayuntamiento, a petición nuestra y de la PIC, de la Plaza del Mercado como “Plaza del 25 de Mayo” fue criticada con comentarios como: “Sí, 25 de mayo, pero ¿de qué año? Porque si no se dice el año nadie sabrá que se refiere al bombardeo”; o sea que era una tontería sin ningún valor, pese a ser alabada la solicitud en su día por algún destacado miembro de la Comisión. Ningún comentario favorable a las gestiones de Alicante Vivo por la recuperación del monumento al republicano doctor Rico, en el Tossal; ninguno por el “Jardín del Silencio” en el Cementerio Municipal, ni por la recuperación del homenaje a los Mártires de la Libertad. Todas estas cosas no merecían la más mínima atención a los miembros de la Comisión de la Memoria Histórica, quizá porque no se les habían ocurrido a ellos. Faltaba, para colmo de rechifla, el nombramiento, como consejero cultural de la Alcaldesa, de nuestro anterior presidente; el cual previamente había renunciado a su cargo, como debe ser. Pues, miren ustedes, me parece a mí que, en esta democracia que disfrutamos, cada cual puede colaborar con la opción política que le dé la gana, tal como yo he hecho con una candidatura de la oposición sin que nadie me censure por ello, que yo sepa. Alicante Vivo, a ver si se enteran de una vez, es un buzón abierto a los alicantinos y no tiene más ideario que el amor de todos sus colaboradores por Alicante. Las descalificaciones por parte de algunos miembros de la Comisión y simpatizantes me han dolido mucho, en muchas ocasiones; y hasta me han provocado algunos amagos de sentimiento de culpabilidad que ahora veo completamente infundados.

Porque uno no comprende cómo unos personajes tan firmes en sus convicciones, tan de una pieza, tan dignamente intransigentes, han podido consentir sin crítica alguna, e incluso aplaudir, la burla descarada a la Memoria Histórica que ha perpetrado nuestra Alcaldesa al designar un descampado, un secarral sin identidad, a la memoria del heroico buque Stanbrook. La imagen en la prensa de alguno de los miembros de la Comisión aplaudiendo junto a la señora Castedo me sume en el desconcierto, si recuerdo las anteriores críticas a Alicante Vivo, y las actitudes dignas y empecinadas de otras ocasiones.

O han perdido el norte o están intoxicados de sectarismo y anémicos de ecuanimidad, y valoran las cosas según las hagan ellos o los demás. Y me duele, me duele profundamente, en lo más hondo. Y me seguirá doliendo mientras no los escuche dar una opinión adecuada sobre el desprecio y el ninguneo por parte del Ayuntamiento a los valientes hombres del Capitán Dickson y los 2638 refugiados republicanos que salvaron de la muerte o la cárcel. Mientras no se duelan conmigo de que en las mismas fechas en que se dedicaba un secarral anónimo y apartado al Stanbrook, se inauguraba un precioso y céntrico parque en la zona salvada del Benacantil a las elucubraciones de Alperi sobre el Palacio de Congresos; un bonito parque con una escultura en bronce de tamaño natural que representa a... ¡un tuno! Porque el Parque, en un delirio de frivolidad municipal, se ha dedicado a… ¡La Tuna! O sea que el Ayuntamiento no tiene dinero para hacerle un monumento decente a los Mártires de la Libertad o al capitán Dickson, pero sí puede dedicarle una estatua a un jovenzuelo anónimo vestido de Conde-Duque de Olivares tocando la bandurria.

Si estas cosas no escandalizan a los compañeros de la Comisión, si no se avergüenzan de haber aplaudido el secarral del Stanbrook, si no reconocen el derecho que tenemos otros ciudadanos y otras asociaciones a opinar e intervenir en cuestiones de la Memoria Histórica, habrán perdido toda mi consideración y mi respeto. Y lo siento, y me duele, me duele mucho. Qué le vamos a hacer.

Miguel Ángel Pérez Oca.

7 comentarios:

Juan Navarro dijo...

Querido amigo: No se amargue por la frivolidad y sectarismo de la "Memoria Histórica".
Son unos necios y holgazanes que han apropiado para ellos el sentimiento de izquierdas y van repartiendo carné de demócratas a quienes le hacen palmas y tildan de "fascistas" a aquellos que desenmascaran su festolín. Tato, Alcaraz y demás familias, aparte de holgazanes son una pandilla de golfos sacamantecas y que son capaces de todo con salir en la foto y papear, que les gusta un montón. Su lema: "Todo para el pueblo pero sin el pueblo".
Les conozco bien y se de qué hablo. Siga vd. escribiendo en Alicante Vivo que me encanta esa publicación.
Si quiere ver algo sobre ellos acuda a www.lacronicavirtual.com y vea mis comentarios sobre esta pandilla de "forajidos"
Que pase un buen día
Atentamente:
Juan Navarro Balsalobre

Miguel Ángel Pérez Oca dijo...

No he censurado el presente comentario porque nunca censuro ninguno, ni lo censuraré mientras pueda evitarlo. Mi respeto por la libertad de expresión es absoluto. Sin embargo disiento de algunas de sus afirmaciones, amigo Juan Navarro.
No me gusta que se insulte a personas como Tato y Alcaraz. Este último ni siuqiera pertenece a la Comisión de la Memoria Histórica, sino a la PIC, a la que yo tembién pertenezco y con la que me identifico. Cerdán Tato es una figura entrañable y muy respetada de nuestras letras al que nunca me atrevería a menospreciar.
En todo momento he llamado "amigos" y "compañeros" a los miembros de la Plataforma de la Memoria Histórica. Si no fueran mis amigos, no me dolería su comportamiento en el caso de la calle Stanbrook y en sus críticas a Alicante Vivo, al que también pertenezco. Simplemente, pasaría de ellos.
Mis críticas no pretenden ser destructivas sino todo lo contrario. Estoy haciendo con mi artículo una llamada a la concordia y a la mutua comprensión de todos los que amamos Alicante y nos preocupa su patrimonio artístico e histórico.
Respeto su apinión, pero no la comparto. Aunque le agradezco su atención y su buena opinión de mí.
Miguel Ángel Pérez Oca.

epoca dijo...

Lamento que un sectario, don Juan Navarro Balsalobre, tache de necios y holgazanes a personas como Tato y Alcaraz a los que considero muchas cosa menos frivolos. La Memoria Historica es algo que ya sabemos que al Señor Balsalobre le disgusta. Basta hacer memoria historica para saber su accion como forjido a favor del Cartagenero moreno en el acto censurado por él a Mario Bennedeti por la simple actucación del Sr. Pedreño, enemigo acerrimo del Sr. Zaplana. Le recomiendo se lave la lengua con jabon antes de mentar como golfos o sacamantecas a otros seres humanos. Es usted indigno de pisar el suelo de Alicante, Y aunque mi hermano lo permita al igual que yo lo haria, nosotros no censuramos a ningún censor-pelota del morenito Zaplana. Pero no me quedo sin decirle lo que le habria dicho aquel día; es usted un fascista.

EUSEBIO PÉREZ OCA,

Omar dijo...

Soy tuno y estoy en desacuerdo con la comparación y el presunto desagravio con la Tuna, a la que desprecias tildándola de " persona con traje de condeduque de olivares e instrumento". Es dudoso que la tradición de la tuna proveniente de estudiantes pobres y de las universidades pudiesen tener dicho traje y también es un desprecio tus palabras a una tradicion musical española como las hay muchas de folklore de diversas regiones de España. La defensa de una conmemoracion y memoria digna del Stanbrook y su capitan no tiene que contraponerse a la Tuna, asociacion apolitica proveniente de la Edad Media, que existía antes de instaurar la Inquisición 1473, durante la misma, y tras su final, incluido antes de Franco, durante y después. Es de resaltar que en la Universidad en tiempos de Franco, existían dos asociaciones legales, la SEU (sidicato falangista universitario) y las Tunas, que han existido durante la dictadura como miles de asociaciones folklóricas de todo tipo, desgraciadamente una de las pocas formas de expresarse y asociarse limitadamente. Defender la memoria histórica no tiene que contraponerse con una asociación musical de larga tradición, la tuna es criticable como cualquier hecho humano y sus componentes hacen buena y mala la tuna en muchas ocasiones pero me parece un desprecio contraponer la defensa de la memoria historica de la represión franquista y la crítica a la politica cultural del PP en Alicante con nosotros, grupo variado, de diversas ideologias, tolerante y plural que se junta para cantar y tocar musica de una tradición con un traje de epoca de estudiante universitario.- Juan Angel Casado

Anónimo dijo...

A don Ángel Casado: Es curioso, pero mi mención de la Tuna (a veces me pierde mi raro sentido del humor) ha merecido más atención en este blog y en el de Alicante Vivo que la cuestión principal, o sea, lo del pobre secarral dedicado al buque Stambrook. Lo que yo quería decir era que, no me negará usted, que la altura moral de un extranjero que se juega la vida y el puesto de trabajo por salvar a 3000 personas desesperadas que ni le van ni le vienen (él no era combatiente) está a otro nivel que el de unos jóvenes que se divierten deleitando a sus amigos con canciones entrañables. Tengo muy buenos amigos en la Cuarentuna (Hoy quizá Sesentuna, no sé) y no les niego el derecho a tener una plaza o una calle en Alicante. Lo que digo es que primero hay que dejar el callejero en orden y a los verdaderos héroes bien reconocidos. Nada más. Perdón si les he ofendido.Ah, y ¡Viva la Tuna!
A Época: Como eres una enciclopedia, te agradezco que me hayas recordado las relaciones de don Juan Navarro con el "Morenito de Benidorm" y sus oscuros manejos contra Pedreño y Benedetti. Tú ya sabes que aunque hubiera tenido noticias de ello no habría censurado su correo; pero es útil que nos conozcamos todos y sepamos los antecedentes.
Mentar con insultos a Alcaraz y a Cerdán Tato es una bajeza. Quizá en mi contestación me quedé corto, pero es que creía que solo era un "calentamiento de boca" de un exaltado sin mala fe, no la opinión consolidada de un personaje como ese.
Gracias por tus informaciones. Eres una máquina.
Miguel Ángel Pérez Oca.

Juan Navarro Balsalobre dijo...

Disculpen mi contestación. Estoy fuera de España y no tengo disponibilidad de internet con facilidad. Es muy sencillo decir "yo no censuro a nadie en el blog" y a continuación añadir: "Es usted un fascista". Me recuerda la entrevista al Presidente iraní: "Hay libertad de expresión en Irán".
Eusebio: debe hacerse observar atentamnte por un especialista.
Con respecto a Anónimo, qué quiere que le diga; ¡llamarle crack a su hermano y apropiarse de la ciudad "no deberían pisar suelo alicantino" demuestra la personalidad del individuo. Siento haberme solidarizado con usted. No lo merece. Ah! por cierto, tengo un blog y no censuro los comentarios pues se escriben y automáticamente se publican, sin intermediarios. Como dijo Groucho Marx: "les retiro a ustedes el saludo y mi compromiso de matrimonio".
Nunca he declarado, a pesar de los brutales y despiadados ataques, lo que realmente ocurrió en el caso Benedetti. No encontrarán ninguna palabra mía en los medios, sobre todo en uno; por ello dejen de levantar falsos testimonios que está castigado por las leyes, ¡vale Eusebio Pérez Oca!

Miguel Ángel Pérez Oca dijo...

Como verá, ni le he censurado ni le he llamado fascista.
Del mismo modo no pienso censurar a nadie que mande comentarios a este blog.
Pero, desde luego, insultar a Manolo Alcaraz y a Cerdán Tato en el tono que usted lo hizo no lo coloca en una posición moral que le permita escandalizarse de lo que le diga nadie a usted, ¿no le parece? Les ha llamado holgazanes, golfos sacamantecas y foragidos, insultos que lo desautorizan a indignarse por que alguien le llame fascista (le repito que yo no lo llamaría "fascista", sobre todo porque algún fascista equivocado y de buena voluntad hubo, pero comprendo la indignación del que lo haga, dada la mala fe de sus insultos), y que encima amenace con el castigo de la ley para los falsos testimonios. Los señores Alcaraz y Tato también podrían decirle a usted lo mismo, ¿no le parece?
Haya paz y hablemos con cordura, si puede ser. ¿Vale?
Miguel Ángel Pérez Oca.