jueves, 15 de septiembre de 2016

¿ES DECENTE VOTAR AL PP?


            ¿Era decente votar a Hitler? Y, sin embargo, Hitler ganaba elecciones. ¿Era decente votar a Reagan o a Bush? Pues ganaban y gobernaban, para bien o para mal. ¿Es decente votar a un partido que se hunde diariamente en la más abyecta corrupción y cuyo líder mira para otro lado cada vez que le preguntan por sus socios corruptos y, además, cree que gobernar es no hacer nada y esperar que escampe? Pues en cada elección saca más votos. ¿Cómo es posible? ¿Está este país lleno de votantes indecentes? ¿Deberíamos renegar de la democracia formal? ¿Son más importantes las formas democráticas que la mismísima Ética? Un dilema tremendo se cierne sobre la gente honrada de este país. La gente honrada es la que piensa que quien vota a los corruptos es un cómplice de sus delitos o un tonto ingenuo… O quizá un mezquino, un cobarde, un inconsciente, un ignorante… Sin embargo, en caso de que aceptásemos el hecho de que es una indecencia votar a determinados partidos, ¿quién ha de ponerle el cascabel al gato? ¿Quién debería estar ungido de la autoridad de decidir qué partido es indecente y cual no? Todos, o casi todos, sabemos quiénes son los indecentes, pero si confiásemos en alguien para prohibir el voto a los corruptos, este alguien podría a su vez corromperse y censurar el voto libre a quien él quisiera, fuera o no indecente. Es como una pescadilla – o pesadilla - que se muerde la cola. La libertad no es libertad si se limita la libertad a los enemigos de la libertad. ¡Por ahí te salvas, Rajoy!
Pero es tan triste ver cómo hay gente que vota a los que le mienten y explotan.
Así que no queda más remedio que tener paciencia y perseverar, en espera de que alguna vez, en este país, haya un pueblo inteligente y unos políticos honrados que asuman de verdad la misión sagrada de ser los representantes del pueblo.
Triste sino.

  

1 comentario:

EUSEBIO PÉREZ OCA dijo...

Miguel, tenemos un ejemplo en el País Valenciano. La extraordinaria persona que es Mónica Oltra llevó a cabo una lucha contra la corrupción de forma muy inteligente. No solo la denunciaba políticamente, si no que hacia uso de algo tan sencillo como es ponerse camisetas con denuncias escritas en ellas. Camisetas que le proporcionaban colectivos como los de las victimas del descarrilamiento del metro, de los profesores interinos, de gente del Cabanyal, etc. Esto ponía de los nervios a la gentuza corrupta. El final llegó el día en que Monica Oltra se puso una camiseta (totalmente cierto) de la marca "MANGO". Cotinos, el gran corrupto que llegó a ser jefe de la Policia, miembro del Opus Dei y pluriimputado presidia las cortes valencianas. Tuvo una trifulca con la pobre Mónica. Lo de Mango le llegó al corazón. ¡Pobre hombre!. El PP con su mayoría sacó una ley que permitía "repudiar" a un diputado regional e impedirle entrar en el hemiciclo durante un tiempo. Un mes. Esto se decidió en un pleno "secreto" sin prensa durante el mes de junio de 2014. Esto me recordó el periodo previo al golpe de Pinochet cuando los fascistas chilenos también conocidos como partido Liberal y Partido Demócrata Cristiano crearon una ley para repudiar a los ministros de Allende. Ayer el portavoz de Compromis, Ferry, puso como ejemplo esta ley para expulsar a Rita Barberá del Senado. Pero hombre joven y demócrata dijo que esta Ley es un peligro ya que bastaría una mayoría absoluta para repudiar al que discutiera al partido mayoritario y así gobernar sin problemas. Aquí vemos la diferencia entre el bueno y el malo. Todos los que votaron contra Oltra para que la expulsaran un mes son mala gente. Algunos siguen en su poltrona comunitaria. Pero son mala gente. Apoyaron una ley que sabían injusta. El joven Ferry de Compromis marca la diferencia. La Ley está recurrida. Cuando salga la resolución será tarde. Monica estuvo un mes sin poder entrar en las Cortes Valencianas. ¿Se castigará a alguien por ello?. No creo. Pero Cotinos expulsando a la diputada Oltra tuvo su minuto de gloria. El problema es que estos hechos no son conocidos por los votantes. Desconocen la gravedad de estas actuaciones. Solo queda la posibilidad de que la Justicia actúe contra los podridos. Yo me pregunto, si se pudo ilegalizar a HB por actuar de forma delictiva ¿por que no ilegalizar al PP?. De todas formas hay que reconocer que cualquier emprendedor apoyara a esta gente que lo que hace es actuar en consecuencia con su ideario económico: "Tu ponme donde haya que de coger me encargo yo".

Eusebiet.